Cataluña.- La farmacia será otro frente para reducir el gasto sanitario catalán

Actualizado 02/03/2011 18:13:09 CET
- GENERALITAT DE CATALUNYA

Boi Ruiz convocará una cumbre de profesionales para discutir el paquete de recortes de 900 millones

BARCELONA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, ha presentado este miércoles un paquete de medidas, algunas urgentes y otras estructurales, para reparar el déficit sanitario de 850 millones de euros y, como novedad, en ellas ha incluido 40 acciones en farmacia que pasan por potenciar los genéricos y revisar a la baja los precios, además de reducir las operaciones no urgentes.

Tras explicar los planes a un centenar de directivos de la cuarentena de hospitales públicos que existen en Cataluña, Boi Ruiz ha defendido que el recorte del 10 por ciento del presupuesto sanitario, entre 900 y 1.000 millones, es de vital importancia para afrontar la actual "situación sin precedentes" del gasto sanitario: "No tenemos dinero, ni quien nos lo preste".

El presidente del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Pedrosa, ha señalado que las actuaciones de farmacia serán también un frente del recorte y formará parte del paquete de medidas urgentes que pivota sobre cinco ámbitos, por lo que el peso del recorte no radicará exclusivamente en la actividad asistencial.

En esta línea, Salud perseguirá simplificar la estructura administrativa de los centros sanitarios, concentrando la figura de director ejecutivo en una sola persona --como ya ha sucedido en el Hospital Clínic con la destitución del consejero delegado Raimon Belenes--, algo que han defendido reiteradamente los sindicatos del ámbito.

La paralización de algunas inversiones de grandes obras sanitarias, como hospitales, serán comunicadas próximamente y, en adelante, la Generalitat se negará a asumir nuevas prestaciones estatales si no llegan con más dinero, aunque cumplirá con las "impuestas" hasta ahora por encontrarse en la cartera de servicios, ha señalado Boi Ruiz.

Ruiz, que ha constatado un descenso de la actividad que se exigirá a los centros sanitarios, ha admitido que las listas de espera aumentarán por este motivo, aunque no ha querido especificar la cifra.

LISTAS DE ESPERA

En todo caso, ha dejado claro que las únicas intervenciones que podrían demorarse son tan solo las no urgentes, y no ha descartado un nuevo decreto para aumentar los tiempos actuales de garantía, que para 14 operaciones de la cartera se encuentran en los seis meses de espera --de lo contrario Salud se compromete a programar la operación en otro centro y si éste es privado a sufragar la intervención--.

La media de tiempo de espera de las operaciones se encuentra en los cuatro meses actualmente, ha señalado Ruiz, que ha dicho que todavía queda un margen de dos meses antes de que el departamento no deba impulsar un nuevo decreto para cumplir con la ley.

Ruiz ha apelado a la "responsabilidad" de profesionales, directivos y ciudadanía para ejecutar las nuevas medidas, también las estructurales, como la unificación de servicios en algunos centros sanitarios.

MÁS DESPLAZAMIENTO CIUDADANO: "RESPONSABILIDAD DE TODOS"

"Si seguimos como hasta ahora el modelo caerá", ha sentenciado Ruiz, que ha indicado que la centralización de algunas operaciones --en menos hospitales-- provocará un mayor desplazamiento de los ciudadanos, por lo que ha pedido "comprensión" a los pacientes.

Como en su discurso inicial desde que fue nombrado conseller de Salud, Boi Ruiz ha declarado que sostener la sanidad es una tarea de todos.

"Todos debemos tocar de pies en el suelo y con sentido común, es obvio que en ningún momento el departamento pondrá en riesgo el sistema de salud que existe en Catalunya y su calidad", ha tranquilizado Ruiz.