Los farmacéuticos afean a Boi Ruiz que no asista al Congreso Infarma después del tercer impago

Actualizado 05/03/2013 18:46:02 CET
EUROPA PRESS

La representante de la Conselleria insiste en culpar al Gobierno de una "situación dolorosa"

BARCELONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña, Jordi de Dalmases, ha afeado este martes al conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, que no haya asistido a la inauguración del Congreo Infarma, por entender que su presencia después del tercer retraso en los pagos era "imprescindible".

"Deberemos de luchar intensamente dentro de la legalidad y de una manera organizada por la subsistencia de todos los farmacéuticos", ha expresado durante la inauguración del evento, a la que sí ha asistido la directora general de Ordenación y Regulación Sanitarias, Roser Vallés.

El presidente del Consejo ha lamentado la "gran injusticia" que supone no cobrar las deudas y seguir dispensado fármacos, después de que este mes el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) les haya comunicado el tercer retraso en dos años, lo que hace que cobren actualmente 120 días después de dispensar un fármaco --el convenio firmado especifica 35-- y que exista una deuda acumulada de 302,7 millones de euros.

De Dalmases ha recordado que a las 19.30 horas de este martes está previsto el inicio de una asamblea, en el marco del Congreso, a la que están convocados los 3.100 titulares de farmacias en Catalunya para consensuar medidas de protesta, entre las que podría estar la convocatoria de un nuevo cierre patronal, después del que se produjo el 25 de octubre.

El representante de los farmacéuticos catalanes ha lamentado tener que hacer estas declaraciones en la inauguración de un congreso ante los presidentes de todos los colegios españoles, algo que ha achacado a la gravedad del momento, además de asegurar que hasta la fecha han "contemporizado" sobre los retrasos en los pagos porque han entendido las dificultades por las que pasa la administración.

De Dalmases ha defendido la necesidad de hacer reformas de calado en el más breve plazo posible, sin miedo, para garantizar la viabilidad de las farmacias en el futuro, como la instauración de un nuevo modelo retributivo o el establecimiento de una cartera de servicios concertados con la Administración: "No podemos ser conservadores, tenemos que ser progresistas", ha afirmado.

En cualquier caso, ha agradecido a la representante de la Conselleria su presencia, por ser un momento difícil, y le ha cedido la palabra afirmando que estaba "entre amigos", un guante que Vallés ha recogido asegurando que el departamento y el conseller Boi Ruiz entienden perfectamente el malestar y la protesta de los farmacéuticos.

"Esta situación nos resulta también muy difícil de admitir", ha asegurado Vallés, que ha alabado la seriedad de los farmacéuticos en la aplicación de medidas como la dispensación electrónica y el euro por receta, si bien ha insistido en culpar al Gobierno de una situación dolorosa que el Govern no ha escondido.

La directora general ha asegurado que Catalunya dispone de la riqueza suficiente como para no protagonizar estos impagos, y a pesar de que ha reconocido que Infarma no es el foro adecuado para discursos políticos, ha achacado la situación al "déficit fiscal brutal" y a no tener los instrumentos necesarios para manejar los recursos propios.

Vallés ha calificado de insuficiente el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) instaurado por el Gobierno, y al que la Generalitat ha solicitado más de 14.000 millones de euros en dos años, y ha criticado las fluctuaciones y retrasos que experimenta, "a parte de que conceptualmente es muy triste que un país como Catalunya tenga que estar pendiente de este cuentagotas", ha precisado.

Por ello, ha garantizado que el Govern y el conseller Boi Ruiz trabajan intensamente para resolver esta situación: "No os pido paciencia, no os pido comprensión, pero sí quiero exponer la realidad tal y como es", ha remachado.

COLABORACIÓN CON MADRID

El Congreso Infarma, al que están prevista la asistencia de más de 2.000 congresistas y 20.000 visitantes, ha sido organizado conjuntamente por los colegios profesionales de Barcelona y Madrid, "un ejemplo de lo que significa sumar, más allá de otras concepciones que se pueden tener en cuenta cuando se habla de las dos ciudades", ha expresado De Dalmases, que ha agradecido al presidente del colegio madrileño, Alberto García Romero, la colaboración de ambas instituciones en éste y otros temas.

García Romero ha coincidido en lamentar el complicado momento que atraviesa el sector, por lo que ha animado a la farmacia a evolucionar para no convertirse en prescindible, y ha considerado que Infarma ayudará a avanzar en esta dirección: "El modelo que muchos calificamos de agotado no es vivir, es simplemente alargar la agonía", ha declarado.