Un 15% de las farmacias dejarán de dispensar fármacos con receta

Actualizado 07/10/2011 19:36:54 CET
EUROPA PRESS

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña calcula que un 15% de las farmacias catalanas se verán obligadas a no dispensar fármacos con receta de la Seguridad Social próximamente debido a la imposibilidad de avanzar el dinero a sus proveedores, por el retraso de los pagos de la Generalitat y su "falta de colaboración" para aliviar el problema.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del Consejo, Jordi de Dalmases, ha acusado este viernes a la Conselleria de Economía y Conocimiento de dejar al sector "en la estacada" al no dar luz verde a un gesto que no le costaba dinero y que permitía asegurar un crédito global para los establecimientos de farmacia.

"Ni nos han pagado ni nos han ayudado", ha deplorado De Dalmases, después de que este miércoles las 3.000 farmacias catalanas dejaran de cobrar el pago del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) relativo a agosto en concepto de los fármacos de la Seguridad Social, que significa cerca del 80% de su negocio.

Visiblemente disgustado, De Dalmases ha explicado que el consejo había conseguido un crédito bancario para avanzar el retraso de 60 días de la Generalitat; pero para afianzarlo la entidad bancaria requería que el Govern incluyera a las farmacias dentro de su posición de riesgo, lo que "no ha querido hacer".

Por ello, a partir del lunes las farmacias deberán acudir a la entidad bancaria a pedir individualmente un crédito, y no todas ellas podrán hacer frente al mismo.

"Los establecimientos deberán avalar personalmente estos créditos", ha lamentado De Dalmases, quien ha calculado que de entrada cerca de un 15% de las boticas, ya con problemas de viabilidad económica, no podrán conseguir este crédito, por lo que no podrán suministrar fármacos de la Seguridad Social.

De todas formas, será una vez que los establecimientos acudan al banco, cuando el Consejo General de Farmacéuticos podrá aportar las cifras reales de establecimientos afectados.

Las oficinas de farmacia se rigen por profesionales autónomos, cuyo principal cliente --entre el 75% y el 80% del total-- es el CatSalut, y por ello viven con angustia el hecho de cobrar todavía un mes más tarde.

Un 7% de los titulares de farmacia --unas 200 de las 3.000 en Catalunya-- no llegan al sueldo que fija el convenio de la profesión y que oscila entre 1.000 y 1.500 euros.

Desde el anuncio del nuevo retraso de la Generalitat, farmacias y Salud se han reunido para encontrar una salida, y De Dalmases había confiado en reiteradas ocasiones en encontrar una solución global.

RETRASO DEL PAGO A LAS BOTICAS

La Generalitat anunció recientemente que doblaría el tiempo de retraso en que las boticas reciben el pertinente pago que éstas avanzan a las compañías farmacéuticas por las recetas médicas de los pacientes, que sólo pagan el 60% del fármaco y son gratis para pensionistas.

Desde julio de 2010, las farmacias reciben con 25 días de retraso el 70% de la factura --el día 30 de cada mes--, mientras que el 30% restante lo perciben a principios de cada mes --el día 5--, gracias a un acuerdo alcanzado para que el retraso de 75 días actual no afecte directamente a las boticas.

Los intereses del crédito vigente van a cargo de la administración catalana, pero como contrapartida las farmacias ofrecen descuentos especiales al departamento.

Ahora el retraso anunciado obligará a las farmacias a recibir los dos citados pagos 30 días más tarde, lo que significará un retraso práctico de 55 días.

Sin el acuerdo crediticio vigente, las farmacias percibirían los pagos hasta 105 días más tarde de lo pertinente.