Castilla y León.- La Junta garantiza el servicio farmacéutico en la provincia de Ávila

Actualizado 22/01/2013 18:29:16 CET

ÁVILA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Castilla y León garantiza el servicio farmacéutico con su organización de los servicios farmacéuticos de la provincia de Ávila, de tal forma que "quedan cubiertas las necesidades de cada Zona Básica de Salud".

Además, la asistencia farmacéutica está "siempre garantizada porque en todos los centros de salud rurales se entregan los medicamentos prescritos y todos los centros de salud rurales de la provincia de Ávila mantienen el servicio de urgencias en Atención Primaria".

Así lo ha asegurado la Delegación de la Junta en un comunicado en respuesta a las críticas del PSOE de Cebreros sobre una farmacia de guardia que no estaba abierta durante el último fin de semana.

"Los propios profesionales y el Colegio Oficial de Farmacéuticos han pedido y justificado esta organización por la elevada carga de guardias que tienen que soportar algunas oficinas de farmacia, como es el caso de Cebreros, donde los titulares de las mismas tenían que realizar 182 días anuales de guardia cada uno", se indica.

La Junta recuerda que en la provincia de Ávila hay en la actualidad 135 oficinas de farmacia, de las cuales 22 son urbanas y 113 son rurales (83 por ciento).

En horario nocturno, Ávila capital mantiene una farmacia de guardia al día mientras que en las zonas rurales de la provincia son diez las oficinas que se mantienen de guardia, lo que la convierte en la tercera provincia de Castilla y León con mayor porcentaje de oficinas rurales abiertas por la noche.

CRÍTICAS AL PSOE

La Delegación ha censurado la "demagogia con que habla el secretario del PSOE de Ávila, Tomás Blanco, cuando dice que no va a permitir que no haya farmacias de guardia donde está el centro de salud", ya que "así se lleva haciendo desde siempre y hasta ahora no se ha planteado problema alguno".

"Llama la atención el desconocimiento de Blanco", añaden, "al mezclar la reestructuración sanitaria con el servicio farmacéutico, asuntos totalmente diferentes".

En este caso la competencia de la Junta es la organización, "pero en ningún caso supone a las arcas regionales ni ingresos ni gastos, sólo tratar de que los ciudadanos tengan un servicio de calidad", indica la Junta.