Carme Ares y Alejandro Mazal forman parte del equipo médico del Centro de Protonterapia de Quirónsalud

Empresas.- Carme Ares y Alejandro Mazal formarán parte del equipo médico del Centro de Protonterapia de Quirónsalud
QUIRÓNSALUD - Archivo
Publicado 27/05/2019 17:45:40CET

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Junto al profesor Raymond Miralbell, director Médico del Centro de Protonterapia que Quirónsalud pondrá en marcha en el último trimestre del año, estarán la doctora Carme Ares, como jefa de Oncología Radioterápica del Centro, y el doctor Alejandro Mazal, como director de Física Médica.

"El Grupo Quirónsalud mantiene su compromiso de excelencia con los pacientes con el objetivo de ofrecer los mejores y más innovadores tratamientos para el abordaje de sus enfermedades y, para ello, es necesario contar con los profesionales sanitarios más cualificados en cada caso", señala la compañía en un comunicado.

Ares tiene una larga experiencia en el uso de este tratamiento en Suiza (Centro de Protonterapia del Paul Scherrer Institute en Villigen) y Países Bajos (ZON-PTC de la MAASTRO Clinic en Maastricht); mientras que el doctor Mazal ha estado más de dos décadas trabajando en el Instituto Curie de París (Francia), los últimos años como director técnico de su centro de protonterapia y jefe del Servicio de Física Médica de este organismo.

Además, el centro también contará con Juan Castro como supervisor de Protección Radiológica, que se incorpora al proyecto tras casi una década como Jefe de Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

El tratamiento de radioterapia externa representa una alternativa avanzada, segura y efectiva en la lucha contra algunos tipos de cáncer dado que permite "esculpir el tumor con la dosis de radiación reduciendo el riesgo de dañar los tejidos sanos" en comparación con las técnicas de radioterapia convencional que utilizan fotones o electrones, señala Miralbell.

Sin embargo, "la magnitud y complejidad" de este tratamiento hace que por el momento haya pocos centros en el mundo preparados para ofrecer esta alternativa, tan solo 29 en Europa incluyendo el centro de Quirónsalud, que se ubica en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y una vez finalizada la construcción del centro, en el que Quirónsalud ha invertido alrededor de 40 millones de euros, los técnicos ya trabajan en su puesta a punto con el objetivo de poder tratar a los primeros pacientes durante el último trimestre del año, procedentes tanto de la sanidad pública como de la privada.

"Gracias a esta novedosa terapia y a estos profesionales tan experimentados será posible tratar multitud de casos de cáncer, sobre todo de tumores cerebrales y aquellos localizados a lo largo de la columna vertebral", añaden desde el grupo.

LA TERAPIA DE PROTONES

Este tratamiento, será "especialmente útil" en tumores que requieren dosis altas para ser controlados y están localizados cerca de estructuras u órganos muy sensibles a la radiación. O en tumores pediátricos, ya que "los órganos están todavía en desarrollo y son todavía más sensibles, por lo que es aún más importante poder evitar irradiar dichos tejidos", explica Ares.

Así, gracias a las propiedades físicas de los protones, es posible concentrar con precisión la dosis de radiación especificada por los radio-oncólogos, logrando de esta forma una mayor actividad antitumoral y un menor daño sobre el tejido sano adyacente.

"Este tipo de técnicas pueden producir haces pequeños de alta intensidad que, al "pintar" el tumor de forma quasi continua, facilita las cosas a la hora de hacer una distribución en el espacio bien adaptada y ceñirse a la forma del tumor", ha añadido Mazal.

Contador