Publicado 26/11/2020 11:46CET

Bristol Myers Squibb cumple un año de fusión con Celgene a nivel global y presenta la nueva compañía en España

Roberto Úrbez, Director General de Bristol Myers Squibb en España y Portugal
Roberto Úrbez, Director General de Bristol Myers Squibb en España y Portugal - BMS - Archivo

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Bristol Myers Squibb (BMS) ha presentado este jueves de manera oficial, coincidiendo con el primer aniversario de su fusión con Celgene a nivel global, la nueva compañía en España. Aunque en nuestro país siguen coexistiendo de momento las dos entidades, la nueva compañía es la quinta farmacéutica a nivel mundial, con unas ventas globales superiores a 39.800 millones de dólares (33.420 millones de euros) en 2019 y cerca de 30.000 empleados en 50 países.

En rueda de prensa, el director general de Bristol Myers Squibb en España y Portugal, Roberto Úrbez; el director médico de BMS en España y Portugal, José Cabrera; y la directora de Corporate Affairs de la compañía en España y Portugal, Menchu Lavid, han dado a conocer la estrategia, las fortalezas, los avances más significativos y los retos del futuro de la compañía biofarmacéutica.

"La nueva compañía es ahora mucho más sólida y potente, contribuyendo aún más si cabe a hacer avanzar la ciencia. Para mí, es un ejemplo de unión integradora, que aprovecha las sinergias y el potencial de dos compañías innovadoras para crear una nueva biofarmacéutica líder", ha destacado Roberto Úrbez.

En términos financieros, la compañía asegura que cuenta con unos "sólidos resultados" en ventas derivados principalmente de sus productos prioritarios. "El tamaño adquirido por la compañía permite afrontar con solvencia un escenario de inversión y desarrollo de nuevos medicamentos para el largo plazo y responder a las necesidades de nuevos tratamientos de los pacientes. Y en lo que se refiere a innovación, hemos integrado en nuestro ADN, aún más si cabe, la flexibilidad, agilidad y dinamismo, características que consideramos básicas para afrontar los grandes retos en materia de salud", ha señalado Úrbez.

En cuanto a las oportunidades que se presentan a BMS en el futuro, Úrbez ha avanzado: "Buscamos hacer las cosas de forma diferente, aportar valor añadido, desde nuestros nuevos medicamentos y abordajes únicos en R&D, hasta la incorporación de las últimas tecnologías en nuestro negocio". "El futuro de la compañía lo construimos todos los que trabajamos en ella. Por eso, apostamos por generar empleo de calidad, diverso e igualitario. Prueba de ello es que el 61 por ciento de nuestros 400 empleados son mujeres", ha añadido.

BMS ha sido la única compañía farmacéutica que ha recibido este año el Distintivo 'Igualdad en la Empresa', un certificado otorgado por el Ministerio de Igualdad a la excelencia en la aplicación y desarrollo de medidas de igualdad entre mujeres y hombres y el desarrollo de planes y políticas de igualdad en la empresa a aquellas compañías que logran resultados en la implantación de dichas medidas.

BMS focaliza sus esfuerzos en desarrollar productos innovadores en cuatro áreas terapéuticas estratégicas con grandes necesidades no cubiertas: Oncología, Hematología, Inmunología y Cardiovascular. La compañía invirtió el año pasado más de 6.000 millones de dólares (5.038 millones de euros) en I+D. "Tenemos una de las carteras de productos en desarrollo más diversas y prometedoras de la industria y vamos a hacer lo que esté en nuestra mano por continuar mejorando las vidas de las personas", ha destacado José Cabrera.

Además, la nueva BMS ha visto potenciada su capacidad investigadora tras la fusión. De hecho, en España cuentan con más de 200 ensayos clínicos en desarrollo, de los que la mitad se encuentran en fases tempranas, con más de 4.000 pacientes participando en las áreas de Oncología, Hematología, Cardiovascular, Inmunología y Fibrosis. Estos datos sitúan a BMS como la 2º compañía en la industria farmacéutica que más ensayos clínicos promueve en nuestro país y con cerca de 50 millones de euros de inversión en I+D.

BMS cuenta en España con CITRE, el primer y único centro fuera de Estados Unidos dedicado exclusivamente a I+D, desde donde se coordina gran parte de la actividad de I+D en fases tempranas y que convierten a este centro ubicado en Sevilla en "uno de los pilares fundamentales para la investigación onco-hematológica en Europa y uno de los principales referentes a nivel mundial".

En cuanto a las áreas terapéuticas, además del foco en cardiovascular e inmunociencias, la inmuno-oncología continuará siendo una parte clave del futuro de BMS, que además paralelamente trabaja en la próxima generación de opciones terapéuticas como las CAR-T. "En BMS continuamos con la búsqueda de terapias de vanguardia como la terapia celular y mantenemos el foco en la oncología y hematología", ha resaltado Cabrera.

Por último, Lavid ha destacado la importancia que tiene la responsabilidad corporativa dentro de la organización: "Nuestro compromiso como compañía no solo está centrado en desarrollar medicamentos, sino que también nos preocupa el bienestar de la sociedad". En este sentido, BMS colabora con diferentes entidades para reducir desigualdades y mejorar las condiciones de las poblaciones más vulnerables.

Para leer más