Asturias.-Los farmacéuticos urgen reuniones con Salud y Grupos Parlamentarios ante un ajuste "preocupante" del sector

Actualizado 27/05/2010 14:44:11 CET

Afirman que las medidas del Gobierno hacen peligrar la viabilidad de más de un centenar de farmacias asturianas y puestos de trabajo

OVIEDO, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias ha solicitado con urgencia reunirse con los responsables de la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado y los Grupos Parlamentarios en la Junta General para abordar el "preocupante" ajuste que va a vivir el sector a raíz de las medidas aprobadas por el Gobierno central para la reducción del déficit público.

El presidente del Colegio, José Villazón, ha afirmado este jueves en rueda de prensa que el colectivo no contempla ir a la huelga pero sí ejercer presión frente a unas medidas que consideran "limitan" la capacidad de las oficinas de farmacias para mantener la viabilidad económica y el empleo, así como las inversiones y la calidad del servicio.

Villazón ha mostrado la comprensión de los farmacéuticos por la dura situación económica del país y de millones de ciudadanos, pero aun así dijo que se ven "obligados" a rechazar los recortes en farmacia. Al respecto, reconoció que el nivel de facturación de las farmacias es "elevado" pero "la diferencia entre facturación y rentabilidad es muy importante".

De este modo, ha comentado que de las 457 farmacias que hay en Asturias, unas 80 facturan menos de 24.000 euros al mes y otras 80 menos de 40.000 euros, y que estas se encuentran en posición de debilidad para afrontar los recortes farmacéuticos que plantea el Gobierno en sus decretos RD04/2010 y RD08/2010.

En Asturias nunca cerró una farmacia, pero Villazón advierte que la situación a la que se van a ver abocados es "muy dura" y hará "difícil de sostener" tanto puestos de trabajo como, incluso, la apertura de algunas boticas.

Respecto a la repercusión de las medidas en los puestos de trabajo, Villazón comentó que en Asturias hay unos 1.700 empleos directos en las oficinas de farmacias entre titulares, farmacéuticos adjuntos y auxiliares técnicos. Así, afirmó que los recortes propuestos suponen una cuantía mayor que el coste laboral de un farmacéutico adjunto, cuyo salario bruto anual ronda los 30.000 euros.

RECORTE DEL 16% Y REBAJA DEL 7,5%

En concreto, José Villazón quiso resaltar que el descenso del 16% en el beneficio bruto de las farmacias se suma al 7,5% del descenso del valor de las existencias en las boticas el próximo 1 de junio --con lo que cada farmacia perderá de media unos 3.500 euros-- y a los descuentos que desde el año 2000 las farmacias asturianas realizan en la factura del Servicio de Salud (Sespa) y que supone el 20% de su beneficio bruto.

"Con las aportaciones del 20% mensual y la nueva rebaja del 16%, resultará muy difícil mantener unos estándares de calidad y un servicio como los conocidos hasta la fecha", apuntan desde el Colegio.

Además, el presidente del Colegio hizo hincapié en que un 13% de la facturación del Sespa se refiere a los llamados medicamentos 'ultra caros', que a las farmacias les dejan un "bajo" y a veces "nulo" beneficio, por lo que ese servicio es cada vez "más insostenible".

José Villazón, que estuvo acompañado por Juan Roces y Reyes Comas como representantes de la Junta de Gobierno del Colegio, incidió en que "el grueso de los beneficios" del sector farmacéutico es para los laboratorios (70%), y añadió que sólo una veintena de boticas en el centro de las principales ciudades asturianas cumplen con el patrón de las grandes farmacias con importantes facturaciones, ya que la mayoría son de mediano o pequeño tamaño.

"Siempre hemos sido partidarios de la contención del gasto sanitario y el uso eficiente de los medicamentos", resaltó Villazón lamentando que el Ejecutivo haya aprobado unos decretos "sin tener en cuenta la realidad del sector".