Así ayudan los farmacéuticos a prevenir enfermedades cardiovasculares

Publicado 02/12/2019 11:08:28CET
Una pareja cruza por delante de la puerta principal de una farmacia.
Una pareja cruza por delante de la puerta principal de una farmacia. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

   MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las intervenciones dirigidas por farmacéuticos, tales como la educación del paciente, las evaluaciones y el manejo de medicamentos, pueden jugar un papel esencial en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, según un reciente estudio de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), publicado en el 'British Journal of Clinical Pharmacology'.

   Los hallazgos del estudio apoyan la participación de los farmacéuticos en el sistema como suministradores de atención sanitaria en lo relativo al abordaje de pacientes con hipertensión, diabetes y colesterol alto.

   Para llevar a cabo el estudio, el equipo profundizó en literatura médica para realizar los ensayos clínicos controlados aleatorizados relevantes. Estos demostraron la efectividad de las intervenciones dirigidas por farmacéuticos en la práctica general para reducir los factores médicos en los eventos cardiovasculares.

   Identificaron 21 ensayos que incluían a un total de 8.933 pacientes. Las intervenciones farmacéuticas incluían educación del paciente, reseñas y asesoramiento sobre medicamentos, evaluación de la adherencia, modificaciones en el estilo de vida y el manejo de la medicación como su prescripción, su ajuste, monitorización y terapia de administración, y la identificación de problemas derivados de la medicación.

   En este sentido, las intervenciones más frecuentes lideradas por médicos eran las evaluaciones y el manejo del medicamento.

   Los pacientes que recibieron estas intervenciones experimentaron relevantes reducciones en su presión sanguínea, así como de los niveles de azúcar y de colesterol. Así, los farmacéuticos también ayudaron a los pacientes a seguir sus régimenes de medicamentos prescritos.

   Abdullah Alshehri, de la Universidad de Birmingham, ha comentado que "las pruebas presentadas en este estudio dan un mensaje importante a los sistemas de salud y a aquellos que gestionan sus políticas, teniendo en cuenta la efectividad de estas prácticas".

   "Las significantes reducciones de la presión sanguínea, además del colesterol reflejados en este análisis, si se mantiene en la práctica clínica, podría tener importantes implicaciones en el abordaje de la hipertensión, la diabetes y la dislipidemia, pudiéndose prevenir la morbilidad y mortabilidad cardíaca.

   Asimismo, el investigador ha apuntado que las conclusiones apoyan la necesidad de una mayor implicación de los farmacéuticos en la práctica general. "Esto beneficiará organizaciones de la salud al proveer cuidados coste-efectivos con un mayor control de los pacientes y sus medicaciones", ha concluido.

Contador