Actualizado 10/11/2020 12:47 CET

Las aseguradoras extienden hasta fin de año el seguro gratuito de vida en personal de centros sanitarios y residencias

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las 109 aseguradoras participantes en el fondo para proteger frente al coronavirus al personal de centros sanitarios y de residencias en España han acordado extender la vigencia del seguro gratuito de vida y subsidio por hospitalización hasta el próximo 31 de diciembre, según ha informado en un comunicado la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA).

El pasado abril, 109 entidades aportaron 38 millones de euros que se están empleando en proteger a todo el personal de hospitales, tanto públicos como privados; centros públicos de atención primaria y servicios de emergencias; así como a quienes trabajan en residencias, tanto públicas o privadas, de mayores, de personas con discapacidad (intelectual o física), parálisis cerebral, autismo y salud mental. En total, la industria del seguro da cobertura gratuita a más de 1 millón de personas que presta sus servicios en estos centros en toda España.

La protección se anunció en primavera y dio comienzo con carácter retroactivo. Se tomó como fecha de partida de la cobertura el pasado 14 de marzo, día en que se declaró el estado de alarma. Originalmente, el seguro tenía una vigencia de medio año. Su vencimiento estaba previsto, por lo tanto, para el 13 de septiembre. A la vuelta de vacaciones fue prorrogado hasta el 31 de octubre. Ahora, se extiende su plazo por segunda vez y estará operativo hasta fin de año.

La protección que el seguro presta a este colectivo se mantiene igual. El capital asegurado en caso de fallecimiento por causa directa de la COVID-19 asciende a 30.000 euros por persona. El subsidio de hospitalización, entre tanto, conllevará el pago de 100 euros al día al profesional ingresado siempre que su estancia hospitalaria supere los tres días y hasta un máximo de dos semanas. Es decir, los pagos oscilarán entre los 400 y los 1.400 euros. La póliza da cobertura a todas las personas que prestan sus servicios en los centros sanitarios y residencias citados.