AseBio muestra su preocupación por poca capacidad de España para certificar productos sanitarios

Archivo - Embrión.
Archivo - Embrión. - CLÍNICA MAR&GEN - Archivo
Publicado: jueves, 21 marzo 2024 18:04

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

AseBio, que agrupa a más de 300 entidades y representa al conjunto del sector biotecnológico español ha mostrado su preocupación por falta de capacidad de España para certificar productos sanitarios, y considera una prioridad a nivel nacional la aprobación por parte del Congreso de los Diputados del Real Decreto de Productos de Diagnóstico 'in vitro', así como acelerar la designación del Centro Nacional de Certificación de Productos Sanitarios como organismo notificado.

Una vez el centro disponga de la designación, añade, "se necesitan vías de priorización para los productos innovadores desarrollados por empresas españolas y/o aquellos que estén dirigidos a enfermedades huérfanas". La designación en España del CNCPS como organismo notificado para IVDR contribuiría a reducir el referido cuello de botella, pero no será la solución al problema actual por lo que se debería valorar la designación de nuevos organismos notificados en nuestro país, así como contemplar la posibilidad de dotar al Centro Nacional de Certificación de Productos Sanitarios (CNCPS) con más recursos públicos para hacer frente a las necesidades de certificación actuales.

Además, añade, "debido a las dificultades que una parte importante de las empresas está teniendo para poder completar sus solicitudes, sería recomendable apoyar y formar a las empresas sobre la documentación necesaria que deben presentar ante los organismos notificados para la evaluación de sus productos, a fin de evitar respuestas negativas que retrasen el avance de las innovaciones en perjuicio de los ciudadanos".

Esta situación se produce, según explica, porque en mayo de 2022 entraba en vigor el Reglamento (UE) 2017/746 del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre los productos sanitarios de diagnóstico in vitro (IVDR, por sus siglas en inglés). A través de este se establecieron nuevas directrices y requisitos para que los organismos evaluadores de la conformidad (OEC) puedan actuar de acuerdo con esta norma.

Con el nuevo reglamento, todos los productos de diagnóstico in vitro de la Unión Europea, tanto los nuevos como los aprobados bajo la directiva anterior, deben pasar por uno de estos organismos notificados para recibir el visto bueno que les permita su salida al mercado. Lo anterior ha producido un incremento de las necesidades de certificación, muy por encima de las capacidades de los organismos notificados actuales, escasos en número para dar respuesta a la demanda existente.

En el caso de España, contamos con el Centro Nacional de Certificación de Productos Sanitarios como organismo notificado para productos sanitarios de acuerdo con el Reglamento (UE) 2017/745. En julio de 2021 se inició la solicitud para ser designado como organismo notificado por el Reglamento (UE) 2017/746 para productos IVD, pero todavía no lo ha logrado.

"El escenario que observamos refleja un preocupante cuello de botella que se traduce en un perjuicio para los productos biotecnológicos innovadores. El marco actual retrasa de forma indefinida su acceso al mercado en detrimento de los ciudadanos europeos y de las pequeñas compañías, cuyo futuro depende exclusivamente de la comercialización de un único producto", concluyen.

Contador