Aprobado en España un fármaco que retrasa la quimioterapia en premenopáusicas con cáncer de mama metastásico

EEUU.- Un nuevo método de aprendizaje automático podría evitar a algunas mujeres
GETTY IMAGES / ILBUSCA - Archivo
Publicado 13/03/2019 13:10:17CET

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

'Kisqali' (ribociclib) de Novartis ha recibido la autorización en España de dos nuevas indicaciones en cáncer de mama metastásico HR+/HER2-, de forma que ahora se podrá administrar en mujeres premenopáusicas y perimenopáusicas en combinación con un análogo de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH), y también como terapia endocrina de primera y segunda línea combinada con fulvestran.

'Kisqali' permitirá que las pacientes premenopáusicas con cáncer de mama metastásico tengan una "primera aproximación" a la enfermedad sin tener que usar quimioterapia, y con un control de mediana de su enfermedad "de alrededor de dos años de duración, una tolerabilidad bastante buena y un mantenimiento de la calidad de vida", ha resaltado el oncólogo médico responsable de la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Ángel García Sáenz.

"Mejora los resultados en estas pacientes de una manera espectacular, ya que es poco tóxico y permite la incorporación a la vida laboral prácticamente al cien por cien. Con 'Kisqali', se pospone la quimioterapia hasta casi tres años", ha añadido el experto, detallando que una de cada cinco mujeres con cáncer de mama metastásico se encuentran en etapas de vida premenopáusicas.

La ampliación de las indicaciones del fármaco se basan en dos ensayos clínicos de Fase III, 'Monaleesa 3' y 'Monaleesa 7', que han demostrado el beneficio clínico del tratamiento con 'Kisqali' de primera o segunda línea independientemente de la hormonoterapia acompañante o del estado menopaúsico.

En 'Monaleesa 7', 'Kisgali' más un inhibidor de la artomatasa y goserelina casi duplicó la mediana de supervivencia libre de progresión en mujeres premenopáusicas o perimenopáusicas: 27,5 meses frente a 13,8 cuando se realiza el mismo tratamiento pero sin 'Kisgali'. Por su parte, el fármaco ha evidenciado en 'Monaleesa 3' que administrado junto con fulvestran aumenta esa supervivencia hasta los 20,5 meses, en comparación con fulvestran solo.

"Nos sentimos especialmente orgullosos de la ampliación de la indicación de esta terapia innovadora. Abre una nueva era en el cáncer de mama metastásico. En Novartis, soñamos con curar el cáncer, algo que algún día pasará", ha resaltado el director de Novartis Oncology, Jose Marcilla, durante una rueda de prensa para presentar las nuevas indicaciones del fármaco.

En cualquier caso, el doctor Joaquín Gavilá, oncólogo médico de la Fundación Instituto Valenciano de Oncología (IVO), ha puntualizado que menos del 10 por ciento de las pacients con cáncer de mama presentan metástasis al diagnóstico, un grupo cuya mediana de edad "se sitúa en torno a los 65 años". Ya que el cáncer de mama metastásico sigue siendo incurable hoy en día, el especialista ha abogado por "seguir investigando para poder mejorar la calidad de vida de las pacientes".

"Los objetivos en metástasis son que la paciente viva más y tenga mayor calidad de vida, pudiendo volver incluso a su puesto de trabajo y su vida normal. Si identificamos bien los síntomas y se interviene de forma precoz, se mejora mucho. Estos nuevos fármacos que vienen son más eficaces que la quimioterapia, con menos efectos secundarios y, en definitiva, mejor calidad de vida", ha comentado Gavilá.

Para leer más