Publicado 09/02/2021 17:46CET

Un antiviral demuestra su eficacia en la prevención y el tratamiento del COVID-19 en el laboratorio

Laboratorio estudiando la genética del coronavirus.
Laboratorio estudiando la genética del coronavirus. - JANIECBROS/ISTOCK - Archivo

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Facultad de Medicina y de la Escuela de Salud Pública Global de la Universidad de North Carolina (Estados Unidos) han evidenciado que el fármaco experimental EIDD-2801, administrado por vía oral, detiene la replicación del SARS-CoV-2 y evita la infección de células humanas en un nuevo modelo de laboratorio 'in vivo' que contiene tejido pulmonar humano.

Se están llevando a cabo ensayos clínicos de fase 2 y 3 para evaluar la seguridad del EIDD-2801 en humanos y su efecto sobre la excreción del virus en pacientes con COVID-19. Estos científicos han creado una línea de ratones con tejido pulmonar humano que incluye todas las células humanas primarias que se infectan cuando los individuos enferman de COVID-19.

Los ratones inmunodeficientes implantados con tejido pulmonar humano (LoM) permitieron la replicación del SARS-CoV-2, lo que dio lugar a una infección que recapitula varias características del daño pulmonar difuso temprano observado en los pacientes de COVID-19. Además, la infección aguda por el SARS-CoV-2 indujo una respuesta robusta y sostenida de interferón tipo I y de citoquinas/quimioquinas inflamatorias.

Para evaluar la eficacia terapéutica de EIDD-2801 para la COVID-19, los investigadores administraron EIDD-2801 a LoM a partir de las 24 o 48 horas posteriores a la exposición al SARS-CoV-2 y cada 12 horas a partir de entonces.

"Descubrimos que el EIDD-2801 tenía un efecto notable sobre la replicación del virus después de solo dos días de tratamiento: una reducción drástica, de más de 25.000 veces, del número de partículas infecciosas en el tejido pulmonar humano cuando el tratamiento se inició 24 horas después de la exposición. Los títulos del virus se redujeron significativamente en un 96 por ciento cuando el tratamiento se inició 48 horas después de la exposición", explica J. Victor García, autor principal del trabajo, que se ha publicado en la revista científica 'Nature'.

A continuación, los investigadores comprobaron la capacidad del EIDD-2801 para prevenir la infección por el SARS-CoV-2 administrando el fármaco 12 horas antes de la exposición al SARS-CoV-2 y cada 12 horas a partir de entonces.

"Sorprendentemente, descubrimos que la profilaxis previa a la exposición con EIDD-2801 inhibía significativamente la replicación del SARS-CoV-2, reduciendo los títulos del virus en los tejidos pulmonares humanos de LoM en más de 100.000 veces en dos experimentos independientes", añade otra de las autoras, Angela Wahl.