Actualizado 26/07/2012 17:54:28 +00:00 CET

Almirall, Boehringer y Cinfa, los laboratorios más afectados por la desfinanciación de fármacos del Gobierno

Medicamentos
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 98 laboratorios se verán afectados por la desfinanciación de medicamentos para síntomas leves, que entra en vigor el próximo miércoles 1 de agosto, tras la decisión adoptada el pasado mes de junio por el Ministerio de Sanidad con las CCAA, en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Almirall, con 16 presentaciones y Boehringer y Cinfa, con 11, encabezan la lista de laboratorios afectados, según un informe de Antares Consulting que analiza al detalle la decisión del Gobierno.

Así, se observa que Almirall, Boehringer Ingelheim, Cinfa, Angelini (10), Kern (9), Faes Farma (9), Lainco (9), Teva Pharma (9), Satada (7) y Normon (7), comercializan el 26,59 por ciento de los medicamentos excluidos de financiación.

Para Antares Consulting, la medida del Gobierno "no es algo novedoso" sino un intento de excluir aquello que otros países europeos eliminaron de su cartera de financiación pública hace tiempo. Asimismo, para entender medida recuerda que el modelo sanitario español "está en crisis", no por la coyuntura económica actual, "sino por no haber cambiado su funcionamiento, salvo algunas pocas excepciones, desde hace más de 20 años".

Por este motivo, entre sus conclusiones finales, aconseja a las compañías afectadas adaptarse a una nueva dinámica de revisión de la cartera pública, "más cercana a la europea". Y, les señala que "deben prepararse para asumir que esta medida puede formar parte de una estrategia continuada en el tiempo por parte de las Autoridades Sanitarias".

Así, añade, "las compañías farmacéuticas deberán atender las necesidades de médicos, farmacéuticos y pacientes, reequilibrando sus inversiones y actuando con prudencia para 'aprender' de esta nueva situación y proporcionar productos y servicios adecuados a cada colectivo".

73% VALE MENOS DE 5 EUROS

El informe, elaborado por la Unidad de Bioindustrias y Farmacia de la consultora, ha utilizado la lista de 332 presentaciones eliminando de las 426 presentaciones seleccionadas por Sanidad aquellas que habían sido dadas de baja e incluyendo únicamente las que actualmente se encuentran comercializadas. En total, 81 principios activos (independientemente de la dosis o la forma farmacéutica) y 17 indicaciones, considerando que las presentaciones con la misma indicación podrían considerarse como alternativas terapéuticas entre ellas.

Aunque las 332 presentaciones excluidas de la financiación responden a 17 indicaciones terapéuticas, el 69 por ciento de ellas (229 presentaciones) se concentran únicamente en el tratamiento de infección de las vías aéreas (69); infección virosa tópica o superficial (41); tos (46); inflamación traumática, en tratamiento vía tópica (37) y estreñimiento (36).

En cuanto al precio medio destaca que el precio medio de las 426 presentaciones se sitúa en 5,42 euros por envase. "Aunque es difícil estimar cuál va ser su precio en un mercado desfinanciado", observa que, a fecha de hoy, este precio medio está muy por debajo del precio medio de los medicamentos financiados que es de 12,44 euros por envase.

También resalta que el 73 por ciento de las presentaciones excluidas de financiación tienen un valor inferior a los 5 euros por envase, "un precio asumible para la mayoría de la población", destaca.

Por otra porte, de las 332 presentaciones que incluyen el proyecto, 272 (81,9%) están sujetas a prescripción médica mientras que son 60 (18%) las que no requieren la prescripción de un facultativo.

UN RETO PARA TODOS LOS SECTORES

Desde la consultora se señala que el reto para las autoridades sanitarias será establecer un marco de actuación "coherente, concreto, estable y claro" para todos los agentes; mientras que para los médicos, señala que consistirá en asumir que puedan prescribir medicamentos no financiados de forma habitual. A los farmacéuticos les invita a asumir mayor protagonismo asistencial y, finalmente, a los pacientes les recuerda que deben ser conscientes de que es necesario que el sistema sanitario revise continuamente su cartera de prestaciones.

El informe termina con una recomendación que es la de fomentar la coparticipación económica y corresponsabilización con su salud, mediante "una actuación decidida y coordinada" establecida entre Sanidad, médicos y farmacéuticos comunitarios. Sin un trabajo común, señala, "no avanzaremos hacia un uso eficaz y eficiente de los medicamentos y nos quedaremos a medio camino, reduciendo algunos costes directos pero aumentando otras prestaciones sanitarias de mayor coste".