Publicado 26/05/2021 14:58CET

El 59% de los pacientes desconoce las responsabilidades del farmacéutico de hospital

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El 88 por ciento de los pacientes encuestados valora positivamente la labor del farmacéutico hospitalaria, pero el 59 por ciento de los pacientes desconoce sus responsabilidades, según los resultados del proyecto 'FHarmaconectados', del Instituto ProPatiens con la colaboración de Almirall, Bristol Myers Squibb, GSK y Kern Pharma, que se publicará en la revista de referencia en el sector, 'Farmacia Hospitalaria'.

En la presentación, Ramón Morillo, facultativo especialista del Área del Servicio de Farmacia del Hospital Virgen de Valme, ha explicado que "el estudio ha puesto de manifiesto cómo los pacientes tienen una buena o muy buena opinión del servicio prestado por el farmacéutico de hospital en la asistencia sanitaria, aunque un porcentaje importante desconoce su papel".

Sin embargo, "existen aspectos que los propios farmacéuticos de hospital desean mejorar, como la información al paciente, disponer de una atención más personalizada, desarrollar un seguimiento a distancia, una mayor accesibilidad, impulsar la educación sanitaria y establecer una mayor colaboración en general".

Además, estos profesionales "tienen la percepción de que su actividad está marcada aún por aspectos burocráticos y farmacoeconómicos, mientras que consideran necesaria una mayor orientación clínica y una dotación de recursos acorde para llevar a cabo el rol más cercano al paciente en todos los ámbitos asistenciales (ingresado, ambulatorio y externo)".

José Luis Poveda, jefe de Servicio de Farmacia Hospitalaria y director del Área Clínica del Medicamento del Hospital Universitari y Politècnic La Fe, académico de número de la Academia de Farmacia de la Comunidad Valenciana, miembro del Steering Comitee del Instituto ProPatiens y presidente de la Comisión Nacional de Farmacia Hospitalaria, ha presentado el proyecto, que ha tratado de conectar al farmacéutico de hospital con el paciente a través de las valoraciones de los propios actores implicados.

"El proyecto ha constado de dos fases: por un lado, se han celebrado cuatro 'focus group' en cuatro territorios diferentes (Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana), con farmacéuticos de hospital de 24 hospitales de toda España para recopilar las opiniones de grandes expertos de una forma abierta, contando con la moderación de un especialista en comunicación. Por otro lado, alrededor de 500 pacientes con las patologías más relevantes que requieren tratamiento de uso hospitalario han participado en una encuesta relacionada con su experiencia de paciente", ha detallado.

Las preguntas realizadas tanto a pacientes como a farmacéuticos hospitalarios han sido elaboradas y validadas por el comité científico del proyecto. La metodología y el análisis estadístico lo desarrolla la Cátedra del Paciente y está avalado por el Steering Comittee del Instituto ProPatiens. El estudio cuenta con la resolución positiva del Comité de Ética de Investigación (CEI) de la Universidad de Alicante.

DATOS CUANTITATIVOS Y CUALITATIVOS

Ana Álvarez, jefa del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ha sido la encargada de hablar de los datos cualitativos de 'FHarmaconectados'. Así, ha explicado que "la integración del farmacéutico hospitalario con el equipo asistencial varía en función de los centros y, en ese ámbito, hay mucho margen de mejora". "En cuanto a las barreras, se desconoce el potencial de la farmacia hospitalaria, la imagen de este profesional está muy centrada en la gestión farmacoeconómica y hay una escasez importante de profesionales", ha añadido.

Por otro lado, en lo que a la formación se refiere, Ana Álvarez ha incidido en que "el estudio detecta una necesidad de formación reglada en habilidades de comunicación emocional y perceptiva, ya que la relación farmacéutico-paciente tiene una carga emocional muy importante".

En cuanto a los retos, algunos de ellos son que el farmacéutico de hospital ejerza una actitud y posición de liderazgo; incrementar su visibilidad y su presencia, sobre todo con el paciente ingresado; y que pueda desarrollar nuevas funciones en el futuro: consultor en todos los aspectos relacionados con la medicación y promoción e instauración de hábitos saludables.

María Queralt Gorgas, directora clínica del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Vall d'Hebron, ha presentado los datos cuantitativos, entre los que ha destacado que "el 53 por ciento de los pacientes tiene entre 40 y 60 años y las patologías más frecuentes son la artritis (24 por ciento de los encuestados), el VIH (18 por ciento) y el cáncer (13 por ciento)", que el 88 por ciento de los pacientes valora muy positivamente la labor de este profesional, aunque falta visibilidad.

En este contexto, el 72 por ciento no percibe estar siendo atendido por un farmacéutico de hospital cuando está en el domicilio, el mejor momento para el contacto con el farmacéutico de hospital es el inicio del tratamiento, en los cambios de la medicación y ante un problema con el tratamiento.

Aunque la relación con el farmacéutico de hospital es buena o muy buena en el 59 por ciento de los casos, hay aspectos mejorables como proporcionar una mejor información acerca del diagnóstico y el tratamiento prescrito, establecer la posibilidad de un seguimiento a distancia mediante las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) - medicina digital -, una atención más personalizada, disponer de una mayor accesibilidad al farmacéutico de hospital, ejercer un mayor énfasis en aspectos de educación sanitaria y de mejora de la información adaptada al perfil y necesidades del paciente.

Por otro lado, el hecho de aportar un mayor apoyo emocional a los pacientes, una mayor empatía y el acompañamiento por parte del farmacéutico de hospital a lo largo del proceso asistencial es también clave junto a las mejoras en el tiempo de espera, la facilidad de acceso y una mayor confortabilidad y confidencialidad.

El estudio también muestra cómo puede existir una mayor colaboración con las asociaciones de pacientes en términos de escuelas de pacientes, foros conjuntos, accesibilidad a la medicación y adherencia al tratamiento entre otros son aspectos sobre los que trabajar. "La opinión de los pacientes, sus necesidades y sugerencias, es imprescindible para impulsar un plan estratégico de actuación", ha señalado María Queralt Gorgas.

VALORACIÓN DEL INSTITUTO PROPATIENS

Por parte del Instituto ProPatiens, Jesús Díaz, vicepresidente ejecutivo, ha señalado que "el principal objetivo del Instituto ProPatiens es aportar valor una vez más a las asociaciones a través de este estudio en el que se compara la opinión de los pacientes con la de uno de sus grupos de interés directo dentro del sector sanitario, en este caso los farmacéuticos de hospital, con el objetivo de conseguir mejorar la calidad asistencial y las relaciones con las asociaciones y los pacientes a los que representan".

Su presidente, Fernando Mugarza, ha explicado que "a mejor experiencia de paciente, mejor percepción de mejora de su salud, por lo tanto, entender los procesos desde la perspectiva del paciente, con una visión integral, es clave". "Para ello, conocer la experiencia del paciente en las distintas fases del proceso asistencial y, en este caso, específicamente en su contacto con el servicio de farmacia hospitalaria, constituye la mejor forma de medir la calidad y la excelencia del servicio prestado", ha agregado. En el proyecto participan también la Cátedra del Paciente (formada por el Instituto ProPatiens y la Universidad de Alicante con la colaboración de la Universidad Miguel Hernández).

Contador

Para leer más