Publicado 20/10/2020 14:52CET

El 41% de las empresas del sector salud prevé facturar más en 2020 a pesar de la pandemia

Tecnología al servicio de la salud
Tecnología al servicio de la salud - GETTY IMAGES/BLEND IMAGES / JGI/JAMIE GRILL

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 41 por ciento de las empresas españolas del sector de salud prevé aumentar su facturación durante el presente ejercicio a pesar de la pandemia de COVID-19, frente a un 31 por ciento de compañías que espera mantenerse estables y un 28 por ciento que anticipa una caída en su cifra de negocio, según el primer 'Barómetro de Empresas de la Salud en España', realizado por Atrys Health junto a PlantaDoce a partir de una encuesta a cerca de 300 empresas de la industria de la salud en España.

Los resultados del informe sobre las perspectivas de las empresas de salud para 2020 suponen, no obstante, un empeoramiento claro respecto al año anterior, cuando el 70 por ciento de las compañías lograron mejorar su desempeño económico en comparación con 2018.

El estudio revela que el 50 por ciento de las compañías del sector de la salud en España piensan que la recuperación del negocio de la salud a los niveles previos al COVID-19 se producirá en 2021. Solamente el 17 por ciento de los operadores nacionales son más optimistas y apuntan que esa recuperación se producirá en lo que queda de 2020. Para el 30 por ciento de las empresas, el negocio de la salud tendrá que esperar como mínimo un año y medio para que este vuelva a ser el que era antes de la crisis sanitaria. La nota más negativa es para los que creen que el sector no se recuperará ni en el corto ni en el medio plazo: el 3 por ciento de compañías.

En un contexto de fuerte caída del Producto Interior Bruto (PIB) y aumento del desempleo, el 47 por ciento de las compañías españolas del sector prevén aumentar su plantilla en 2020, frente a un 41 por ciento que la mantendrán estable.

El 53 por ciento de los operadores creen que el impacto económico del COVID-19 en salud ha sido menor que en el conjunto de la economía. Asimismo, el 50 por ciento de las compañías panelistas en la encuesta cree que la situación económica del sector de la salud en España es muy buena (6 por ciento) o buena (44 por ciento), mientras que solo un 23 por ciento la califica de mala o muy mala.

La mayoría de las empresas españolas del sector de la salud en España cree además que en 2020 se ha producido un aumento de la concienciación en torno a la protección de la salud. Concretamente, el 65 por ciento de los operadores opinan que claramente sí se ha producido tal efecto.

Por otro lado, el 33 por ciento de los encuestados opina que este año las administraciones han incrementado el gasto en salud, el 40 por ciento cree que hay signos de mejora en este sentido y el 27 por ciento opinan que claramente no ha habido un aumento por parte de los distintos gobiernos. Por otro lado, en lo que respecta al gasto de los particulares en salud en el país, el 35 por ciento de los operadores privados del sector considera que sí se ha visto incrementado a lo largo de este ejercicio, frente a un 15 por ciento de empresas que considera lo contrario.

FINANCIACIÓN

El Barómetro, que se realizará anualmente, también ahonda en aspectos clave para la situación y la estrategia empresarial de las compañías de la industria de la salud en España, recogiendo la información y los puntos de vista aportados por las empresas en ámbitos como la internacionalización, la evolución de los precios, la sostenibilidad, la financiación, las operaciones corporativas o la evolución de las inversiones.

Por ejemplo, el informe revela que la principal fuente de financiación para el 37 por ciento de los operadores son los recursos propios. No obstante, las ampliaciones de capital también tienen una alta importancia en el sector, ya que el 30 por ciento de las empresas apuntan a que es su principal modo de financiarse. Asimismo, el 38 por ciento de las compañías panelistas asegura que han realizado o prevén llevar a cabo movimientos corporativos a medio plazo.

En torno a las inversiones, seis de cada diez compañías señalan que aumentarán su esfuerzo a lo largo de este año, frente al 30 por ciento de empresas que señalan que sus inversiones se mantendrán estables y un moderado 10 por ciento que las reducirá.