Publicado 01/07/2021 14:29CET

¿Por qué el verano es el mejor momento para comenzar un tratamiento de ortodoncia?

Archivo - Niño en la consulta del dentista.
Archivo - Niño en la consulta del dentista. - SANTYPAN - Archivo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las vacaciones de verano son el momento ideal comenzar un tratamiento de ortodoncia debido a que los niños tienen más horas de sueño y pasan más tiempo bajo la luz del sol, lo que estimula la hormona del crecimiento y contribuye a la sintetización de la vitamina D, fundamental en el desarrollo de las estructuras óseas del maxilar y la mandíbula, explica la doctora Andrea Gutiez, odontóloga del centro Moonz de Boadilla del Monte (Madrid).

En este sentido, los expertos explican que el pico más alto de segregación de la hormona del crecimiento tiene lugar en la fase del sueño profundo y por ello, la época estival se convierte en el momento perfecto para comenzar un tratamiento de ortodoncia. "Recomendamos el tratamiento antes y durante el verano, ya que con los aparatos de ortodoncia y ortopedia podemos conseguir mayor crecimiento de las estructuras óseas del maxilar y mayor movimiento dental", explica la doctora Gutiez.

El equipo de los centros especializados en Ortodoncia Infantil y Odontopediatría Moonz recomienda que la primera revisión de ortodoncia sea a los 6 y 7 años de edad para detectar precozmente cualquier irregularidad en el crecimiento óseo y dentario del niño. Según los especialistas, es importante realizar una revisión de ortodoncia a una edad temprana porque, de esa forma, el ortodoncista puede detectar un problema precoz que convendría corregir aprovechando su crecimiento o, simplemente, podrá decidir el momento más adecuado para el tratamiento.

Asimismo, señalan que en una primera revisión se pueden detectar distintos problemas como las maloclusiones, hábitos orales incorrectos, problemas óseos de los maxilares, de espacio y de crecimiento de los huesos de la cara, cuya detección y tratamiento permitirán al ortodoncista conseguir mejores resultados y acortar el tiempo de tratamientos posteriores.

Por ello, los expertos recomiendan una revisión temprana, ya que aunque algunos niños luzcan unos dientes temporales bonitos y alineados, podría existir un problema que sólo el ortodoncista es capaz de detectar. Sólo mediante el correcto diagnóstico y tratamiento ortopédico en fases tempranas, proporcionará a su hijo una sonrisa sana y estética que perdurará el resto de su vida.