Actualizado 13/05/2016 10:05

Las ventanas tintadas de los coches no bloquean los rayos UVA

Coche, luna
GETTY

    MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   Un análisis de la protección a la radiación ultravioleta A (UV-A) en los parabrisas delanteros y ventanas laterales de los automóviles revela que esta protección era consistentemente alta en los parabrisas delanteros, mientras que era más baja y muy variables en las ventanas laterales, hallazgos que puede explicar en parte el aumento en las tasas de cataratas en los ojos izquierdos y el cáncer de piel de la cara del lado izquierdo, según un artículo sobre el estudio publicado en la edición digital de 'Archives of Ophthalmology'.

   Los rayos ultravioletas A están vinculados a un mayor riesgo de formación de cataratas y cáncer de piel. En Estados Unidos, se desconoce el nivel de protección UV-A de los cristales para los conductores de diferentes marcas y modelos de vehículos, según los autores de este trabajo.

   El doctor Brian Boxer Wachler, del Instituto de la Visión Boxer Wachler, en Beverly Hills, California, Estados Unidos, midió la radiación exterior de UV-A, junto con la radiación UV-A detrás del parabrisas delantero y detrás de la ventana del lado del conductor en 29 automóviles de 15 fabricantes. Los años de los automóviles fueron desde 1990 hasta 2014, con un promedio anual de 2010.

   El doctor Boxer Wachler encontró que el porcentaje medio de obstrucción de los rayos UV-A en los parabrisas frontales era del 96 por ciento, más alto que el porcentaje medio de bloqueo de la ventana lateral, que fue del 71 por ciento. Sólo se encontró un elevado bloqueo (> 90 por ciento) de los rayos UV-A de la ventana lateral en cuatro de 29 automóviles (14 por ciento).

   "Los fabricantes de automóviles podría considerar aumentar el grado de protección frente a los rayos UV-A en las ventanas laterales de los automóviles", propone el doctor Boxer Wachler a la luz de los datos de la investigación.