La venta de protectores solares aumenta casi un 12% durante la campaña de verano

Actualizado 07/10/2014 10:31:08 CET
Sol, Playa, Moreno, Bronceado
USP HOSPITALES/FLICKR

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La venta de protectores solares ha aumentado un 11,85 por ciento durante la campaña de verano 2013, alcanzando un total de 164,85 millones de euros, según ha informado la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stampa), quien destaca la posición de España como líder en la exportación de productos de protección solar con un crecimiento del 71 por ciento.

Durante enero-agosto de 2013 se ha registrado un volumen de exportación de productos solares, maquillaje y cuidado de la piel de 351 millones de euros, según la patronal, que valora muy positivamente estos datos, "puesto que reflejan la gran sensibilización que continúa adquiriendo la población frente a la necesidad de protegerse adecuadamente cuando se expone a la radiación solar".

Proteger la piel frente al sol ha dejado de ser algo exclusivamente femenino, para pasar a formar parte de los hábitos saludables de hombres, mujeres y niños, quienes, cada vez más, conocen los beneficios y riesgos de tomar el sol, los diferentes tipos de radiación existentes, y las correctas formas de aplicación y reposición periódica.

No obstante, el verano continúa siendo el período estrella de su utilización, y el momento en el que los datos de consumo ponen a prueba al sector. Este aumento registrado durante la campaña de verano 2013, con una duración de 12 semanas, comprendidas entre el 18 de junio y el 9 de septiembre, supone una cifra total de 164,85 millones de euros, frente a los 146,93 millones de euros del 2012 según datos Nielsen.

A su juicio, "la innovación permanente y la utilidad social de estos productos" hacen que el sector "no entiendan de crisis". A ello se suma que "la alta competitividad de las compañías cosméticas en España se manifiesta en un muy alto nivel de competencia en un mercado como es el de los productos solares".

"Empresas líderes trabajan junto a científicos destacados, dermatólogos, farmacéuticos, físicos y biólogos en búsquedas de productos de mayor protección, más sofisticados, y más "amables" a la utilización", destacan desde la asociación.

De las antiguas cremas, de limitada protección, o aquellas espesas casi imposibles de absorber, que dejaban un poso blanquecino sobre la piel, se ha avanzado a productos de alta sofisticación, recorriendo todo el espectro de radiación, e investigando ya la protección específica sobre UVA I, UVA II o UVB y el infrarrojo.

Además, recuerdan, "proteger la piel frente al sol ha dejado de ser algo exclusivamente femenino, para pasar a formar parte de los hábitos saludables de hombres, mujeres y niños", quienes, cada vez más, "conocen los beneficios y riesgos de tomar el sol, los diferentes tipos de radiación existentes, y las correctas formas de aplicación y reposición periódica".

Desde Stanpa recuerdan la gran importancia que tiene la elección del producto más indicado para cada tipo de piel, así como la obtención del mismo en un establecimiento que ofrezca garantías y aplicarlo adecuadamente renovándolo con frecuencia.

Además, insisten en que los productos solares deben desecharse tras cada temporada, puesto que su periodo de caducidad, después de abierto, es máximo de 12 meses, ya que están expuestos a la humedad, altas temperaturas, etc.