El uso de la imagen y el 'big data' como el futuro de la dermatología en la IV Reunión del GEDEI

Publicado 09/01/2019 13:28:44CET
GEDEI

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La imagen tiene un papel crucial en el día a día de la dermatología, ya que a través de ella se está conectando la atención primaria con la especializada, el centro de salud con el hospital y el paciente con el especialista. La teledermatología, en sus diferentes versiones, está experimentando un auge importante en España y cada vez con más frecuencia se apunta al big data como otra gran herramienta que impulsará la especialidad en los próximos años, aseguran desde el Grupo Español de e-Dermatología e Imagen (GEDEI).

Con el fin de tratar estos ejes principales, el GEDEI, grupo de trabajo de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), celebrará este viernes la IV Reunión del Grupo de E-dermatología e Imagen en el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, en Madrid.

En la reunión, explica el coordinador del GEDEI y miembro de la AEDV, Guillermo Romero, se hablará de "diferentes iniciativas para un uso seguro del móvil en medicina". En esta especialidad, "la fotografía es una parte más del trabajo y el teléfono móvil, por su presencia constante y disponibilidad, se ha abierto paso en los últimos años en la consulta", argumenta.

Aún así, se necesitan sistemas para "asegurar que las fotografías realizadas no puedan caer en manos extrañas si el móvil se pierde o se estropea". Por eso, se han desarrollado aplicaciones para que las imágenes captadas con el dispositivo no se archiven en él, sino que se encripten adecuadamente, explica el doctor.

El 'big data' y su comparativa "ayudarán en gran medida a realizar el triaje de pacientes, a dar orientación en los diagnósticos", opina la dermatóloga y expresidenta de la Sociedad Internacional de Teledermatología (ISTD, según sus siglas en inglés), Paola Pasquali.

"Ya hay estudios que muestran que las máquinas están superando a los médicos en ciertos aspectos, como puede ser la identificación de una lesión sospechosa", expone la experta. Sin embargo, asegura que "la inteligencia artificial no será un sustituto del dermatólogo, sino que se convertirá en una gran ayuda en la consulta".

LA TECNOLOGÍA EN HOSPITALES ESPAÑOLES

En España, cada vez más hospitales incorporan en sus servicios el uso telemático de información médica, han pasado de ser 20 en 2009 a 70 en 2014, según Romero.

Un ejemplo de cómo esta tecnología se está implantando en los hospitales españoles y está mejorando la interacción con los centros de salud es el proyecto de teleecografía dermatológica para atención primaria, liderado por el Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, Madrid.

Mediante el que se ha comprobado que este sistema de trabajo permite una mayor accesibilidad al tratamiento especializado dermatológico y una reducción en desplazamientos de pacientes a urgencias, ya que reciben un diagnóstico precoz, según el dermatólogo del centro, Fernando Alfageme.

Por su parte, el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla lleva 15 años utilizando la teledermatología, con la que han realizado 100.000 consultas. El 50 por ciento de los casos que llegan a la sala digital de la entidad son lesiones pigmentadas, la mayoría benignas, pero un 15 por ciento de las consultas corresponde a tumores.

"El 90 por ciento de estos tumores se ven perfectamente, ya que las imágenes son dermatoscópicas y de alta calidad", asegura el responsable de la Unidad de Dermatología del centro, David Moreno.

UN PROYECTO QUE CONSIGUE UN DIAGNÓSTICO INMEDIATO

Este sistema de telemedicina se ha extendido a otros servicios del centro andaluz a través del programa 'e-hospital', coordina la dermatóloga Lara Ferrándiz.

El 'e-hospital' es un proyecto que cuenta con 18 profesionales, médicos y enfermeros, de diferentes especialidades en contacto con 45 centros de salud andaluces. A través de pantallas de alta resolución y sistemas de videoconferencias los médicos de atención primaria consultan a los especialistas sobre sus pacientes y, de forma instantánea, se van resolviendo todas las dudas.

"Lo bueno de tener reunidos a 18 especialistas diferentes es la interacción que se establece entre ellos y el dinamismo que se genera en la atención de pacientes con múltiples patologías", afirma el doctor Moreno, que señala que este sistema "requiere profesionales con gran experiencia y con actitud para trabajar en equipo".