Traumatismo dentales: consejos para saber cómo actuar

Diente de leche roto, niño
GETTY//DABJOLA - Archivo
Publicado 07/08/2018 13:58:48CET

   MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Las actividades propias del verano provocan un incremento de los casos de traumatismo dental en las consultas odontológicas de hasta un 30 por ciento, según datos del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV).

   Asimismo, desde la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) han señalado que no se debe olvidar que los traumatismos dentales son más frecuentes durante el verano. Todo ello debido a que se hace más ejercicio físico, deportes de contacto y algunos malos hábitos, y se tienen malos hábitos como masticar hielo.

   Los niños son además el grupo social que más fracturas y fisuras dentales registran, y esta dolencia es la segunda causa de atención odontopediátrica tras la caries y la principal demanda de atención dental en verano.

   "Es recomendable usar siempre un protector bucal para evitar problemas dentales cuando se prevé realizar algún deporte de contacto. Pero además el hábito de masticar cubitos de hielo para refrescarse también puede ser demoledor para los dientes, especialmente en las personas que se han realizado un tratamiento estético con carillas", ha comentado Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental.

   Ante un traumatismo dental es importante saber cómo actuar, por lo que la doctora Escorial y la SEPA sugieren mantener la calma e identificar dónde y en qué estado está la pieza afectada. Sin embargo, y dependiendo del caso, SEPA han recomendado las siguientes consideraciones:

   - Si el diente está fuera de la boca y ha abandona en su totalidad el alojamiento en el hueso, debe conservarse en leche o saliva del paciente, no limpiarse y acudir al dentista inmediatamente para tratar de reimplantarlo. Las siguientes tres horas son fundamentales para la supervivencia del diente.

   - Si no ha habido extracción completa, pero sí una fractura, conviene guardar el fragmento y acudir al especialista para que valore posibles tratamientos y evite la infección del diente.

   - Si el diente continúa ocupando su alveolo pero se percibe movilidad, debemos evitar tocarlo y consultar con un odontólogo para que trate de fijarlo y valore otros tratamientos alternativos que aseguren la supervivencia del diente.