Stanpa organiza en Huelva el primer taller para mejorar el aspecto físico dirigido a hombres con cáncer

Publicado 02/10/2018 14:02:54CET

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva acogerá, el próximo martes, el primer taller para mejorar el aspecto físico y tratar los efectos secundarios del cáncer que afectan a la salud de la piel, al bienestar y la autoestima, dirigido a hombres.

El taller está organizado por la Fundación Stanpa y es posible gracias al compromiso de ésta con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para iniciar el programa internacional 'Look good, feel better', para hombres.

Cuenta con la colaboración del equipo asistencial del hospital y de un reconocido barbero de Huelva, Carmelo Tortosa. Los pacientes podrán aprender, de forma práctica y con productos donados, los pasos y trucos para mejorar su salud cutánea y manejar los efectos secundarios de la medicación oncológica sobre su piel y su pelo.

"La cosmética acompaña en los momentos cotidianos y felices, pero también quiere estar presente en los momentos de dificultad, como es pasar por un cáncer", ha indicado la directora general de Fundación Stanpa, Val Díez. "Cuidar tu aspecto, además de mejorar el estado de ánimo, ayuda a afrontar de forma más positiva los tratamientos y sus consecuencias, aumenta la autoestima y facilita la interrelación con las personas que te rodean", ha añadido.

Todos los pacientes que deseen asistir a uno de los talleres deben contactar con los enfermeros del Hospital de Día de Oncología o despacho de la Asociación Española Contra el Cáncer en el hospital, quienes les indicarán las fechas y el lugar donde deben dirigirse.

La Fundación Stanpa realiza el programa 'Ponte guapa, te sentirás mejor', similar a este pero con mujeres, desde hace casi seis años. No obstante, más de 128.000 hombres son diagnosticados de cáncer anualmente en España, según datos de la Sociedad de Oncología Médica.

El soporte que reciben para manejar los efectos secundarios de la enfermedad y la medicación son muy limitados. "Los hombres normalmente creen que simplemente se espera que vivan con ello, pero no sólo las mujeres tienen cáncer y sufren esos efectos secundarios del tratamiento como pérdida del cabello o piel seca", han explicado desde la fundación.

En este sentido, durante el mes de octubre, y con el objetivo de visibilizar que el cáncer es una enfermedad que no entiende de género, ha surgido el lazo bicolar, que aúna los dos colores de los programas de la Fundación Stanpa de mujeres y hombres, acompañado del lema '#ConMiMejorCara'. La motivación es hacer que los pacientes con cáncer muestren su mejor cara frente a la enfermedad a través de los talleres, donde aprenderán a cuidar su piel, verse y sentirse mejor.

Contador