El Registro Nacional de Implantes Mamarios ha incluido 10.000 prótesis y 6.000 pacientes en dos años

Publicado 28/11/2019 14:44:09CET
Implante mamario PIP
Implante mamario PIP - REUTERS - Archivo

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Registro Nacional de Implantes Mamarios ha recogido cerca de 6.000 pacientes y más de 10.000 prótesis en sus dos años de existencia, que se cumplen este mes de diciembre, según ha revelado su coordinador, el doctor Javier Montón, cirujano plástico del Hospital Universitario de Albacete y miembro de la Comisión Nacional de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Ministerio de Sanidad.

En el Registro colaboran la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio, y la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Su función es la de recopilar la información relacionada con la implantación, explantación y comportamiento de los implantes de mama en España.

"Es un proyecto ya consolidado, conocido tanto por los profesionales como por las propias pacientes, y que ha superado con éxito los problemas que cualquier proyecto de estas características suele presentar en sus inicios. La posibilidad de que el profesional sanitario pueda comunicar directamente a la AEMPS tanto la información relativa a los implantes como los eventuales problemas que puedan surgir tras su uso representa una gran ventaja y facilita enormemente el flujo de información", ha comentado el doctor.

Montón ha resaltado que, gracias a este Registro, los cirujanos pueden encontrar de manera "muy simple" a pacientes portadoras de un determinado modelo de implantes o de un lote que precisa vigilancia. "Al mismo tiempo, la información continua nos permitirá estudiar mejor el comportamiento de estos dispositivos a largo plazo", ha destacado. Por el momento, hay más de 300 cirujanos participando activamente en el Registro, una cifra que "siempre es susceptible de incrementarse".

En el momento actual, el Registro no permite la consulta por parte de las pacientes. No obstante, el doctor recuerda que "ya hay varios países cuya puesta en funcionamiento es anterior a nuestro Registro y que sí cuentan con un acceso específico y restringido para que quien sea portadora de una prótesis pueda consultar sus características".

En este sentido, considera que los puntos débiles del Registro, por el momento, son "la velocidad de acceso y algún error de programación en ocasiones, que juegan malas pasadas, pero en general es una herramienta bastante intuitiva". "Quizá, futuras versiones conseguirán simplificar aún más el proceso de introducir los datos y, seguramente, se reducirá la información que debemos mecanizar", afirma.

Contador

Para leer más