Reclaman que se implemente el uso del dermatoscopio en las consultas para patologías de la piel

Pruebas para detectar el cáncer de piel
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/10/2018 16:29:52CET

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El grupo de Dermatología de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC) ha reclamado a los proveedores sanitarios que se implemente el uso del dermatoscopio en las consultas para diagnosticar patologías de la piel, dado que se trata de "un aparato pequeño (se puede llevar en el bolsillo de la bata) y de precio asequible".

"Su uso permite mejorar el diagnóstico de patologías de la piel, incrementa la capacidad resolutiva de los médicos de familia y evita derivaciones innecesarias. El dermatoscopio se convierte en imprescindible cuando hablamos de cáncer de piel, porque nos permite hacer detección precoz de tumoración cutánea maligna", indica la coordinadora del Grupo de Dermatología de la CAMFiC, Mireia Serrano.

En este sentido, reivindican que la detección precoz del melanoma es "fundamental, porque es un tipo de cáncer que si hace metástasis (porque se ha detectado tarde) no tiene supervivencia". Aquí, el papel del médico de familia es "básico" porque, como explica Serrano, "solo en contadas ocasiones es el paciente quien consulta directamente por una lesión sospechosa de cáncer cutáneo y, en muchas ocasiones, si lo hace, ya está en fases muy avanzadas".

"Que el 20 por ciento de las consultas que se ven en Atención Primaria sea por problemas de la piel es razón suficiente para que los profesionales del primer nivel asistencial dispongan de un dermatoscopio en las consultas. Nosotros somos quienes hacemos un seguimiento más longitudinal del paciente, por ello, es importante que estemos sensibilizados en la búsqueda activa y la detección del cáncer cutáneo, de modo que cuando exploramos al paciente por cualquier motivo de consulta, seamos capaces de detectar lesiones potencialmente malignas", ha expuesto la doctora.

Desde la CAMFiC recuerdan que esto es posible "si se dispone de un dermatoscopio en la consulta, y si se ha recibido una mínima formación sobre su uso". "De hecho, se ha comprobado que los médicos de familia que han recibido formación durante 4 horas incrementan hasta un 80 por ciento su sensibilidad ante el cáncer de piel, sin disminuir su especificidad diagnóstica, lo que quiere decir que en casi un 96 por ciento de los casos en que el médico dijo que una mancha en la piel no era cancerígena, efectivamente no lo era", añaden.