Razones por las que se nos cae más el pelo en otoño: ¡No hay que alarmarse!

Pelo, peinarse, pelo graso
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VADIMGUZHVA - Archivo
Publicado 20/10/2018 8:22:33CET

MADRID, 20 Oct. (EDIZIONES) -

Los motivos de caída de pelo son innumerables, y siempre coincidiendo con el inicio del otoño esta caída es más acusada que en otras épocas del año. Sí se puede prevenir y hacer que ésta no sea tan numerosa, a juicio de los expertos, siguiendo una dieta sana y protegiendo nuestra cabellera frente al sol, entre otros aspectos.

No obstante, siempre las enfermedades generales pueden hacer que se caiga el pelo. Por ejemplo, alteraciones en la menstruación, la toma de hormonas sexuales como el anticonceptivo o la píldora del día después, haber dejado de tomar dicho anticonceptivo, el postparto, los trastornos tiroideos, la fiebre, enfermedades severas, los meses previos a una cirugía.

"Por ello se debe acudir siempre al dermatólogo, aunque nunca se considerará una urgencia pues el pelo, como regla general, no se perderá y renacerá siguiendo un tratamiento adecuado", admite en una entrevista con Infosalus el doctor Luis Pastor, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional de Madrid.

Este especialista explica que los humanos no tenemos un ciclo del pelo como el de los animales, que lo cambian 2 veces al año, para el verano y para el invierno, por fines fisiológicos y funcionales, ya que les sirve para abrigarse o para tener menos calor.

"Nosotros tenemos unos ciclos más prolongados que oscilan entre los 3 y los 5 años, y a los que les debemos la longitud del pelo en cada persona y justifica la diferencia en la longitud de unas a otras personas. Por tanto, no podemos hablar de caída de pelo estacional, aunque sí es verdad que las consultas por este motivo aumentan después del verano", señala el experto.

Según argumenta, los motivos son varios y son derivados del cambio en nuestro comportamiento durante el verano. "Influye la alimentación, que suele ser más anárquica y por ello menos equilibrada, abusamos de comidas precocinadas, de grasas, o de bebidas alcohólicas, por ejemplo. Dormimos más horas, aunque sin respetar el ritmo circadiano, pues solemos acostarnos más tarde y levantarnos aún más tarde", advierte Pastor.

El dermatólogo avisa de que el pelo se expone al Sol constante y habitualmente sin protección por lo que se afecta al folículo piloso (raíz del pelo) y los hace más débiles. "El viento, el agua, los lavados más frecuentes, el cloro de las piscinas, la sal del mar y otros factores externos también dañan el ciclo de crecimiento del pelo", sostiene el experto del Hospital Ruber Internacional.

Por último menciona al tabaco que ya se considera, desde hace unos años, un determinante en el envejecimiento de la piel y también de sus anejos como son las uñas y el pelo.

Así, subraya que, aunque la caída de pelo suele alarmar al paciente no lo hace tanto al dermatólogo, según admite, ya que existe una alteración temporal que rara vez genera alopecia o disminución del número y grosor del cabello. "Pero no está demás realizar una exploración clínica y si fuera necesario analítica para comprobar que es un problema temporal de fácil solución", confiesa.

Es más, indica que el pelo se cambia, todo él, en 3 a 5 años, y para ello deben ir cayendo diariamente, para dejar crecer en el mismo folículo un nuevo pelo. "Dependiendo de la densidad de pelo de cada persona, lo que va en su genética, se caerán alrededor de 100 pelos cada día, la mayoría de ellos cuando los traccionamos que suele ser en la ducha o al peinarnos. Es debido a que el pelo pasa de la fase de 'anagen' o crecimiento a la de 'telogen' o fase inactiva en la que debe desprenderse", agrega.

CONSEJOS PARA QUE LA CAÍDA DE PELO NO SEA TAN ALARMANTE

Por todo ello, el doctor Pastor considera que, para evitar una alarmante caída del cabello, deben tenerse en cuenta los factores precipitantes, evitarlos o disminuirlos lo máximo posible.

"Hacer una dieta que no altere el equilibrio de los nutrientes, vitaminas, hierro, proteínas, entre otras. Usar sombrero o protector solar también en la cabeza, existiendo actualmente fotoprotectores que no ensucian el pelo y nos protegerán del daño solar", agrega el dermatólogo.

Es más, defiende que descansar y dormir al menos 7 a 8 horas diarias es fundamental para que esa caída de pelo no sea tan acusada, además de alertar de que la ingesta de algunos fármacos puede estimular la caída del pelo, incluyendo algunas sustancias de herbolario o de gimnasio.

Contador