Actualizado 18/03/2015 12:03 CET

Los problemas bucodentales pueden generar cefaleas y crisis de migraña

Migraña, dolor de cabeza
Foto: FLICKER/MAKELESSNOISE

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Determinados problemas bucodentales como las infecciones, el bruxismo, o algunos trastornos del aparato masticatorio pueden generar cefaleas e incluso crisis de migraña, sin embargo, quien sufre estos síntomas no los relaciona generalmente con problemas bucodentales, porque no suele presentar dolor en la boca, según informa el director médico de Vitaldent, Gustavo Camañas.

   Asimismo, señala el doctor, algo similar sucede con determinados trastornos del aparato masticatorio, como el Síndrome del Compromiso Mandibular, que según varias investigaciones, es uno de los desencadenantes de la migraña. Esta patología está causada por la limitación de los movimientos funcionales de la mandíbula durante la masticación, fonación, etc., generando dolor de cabeza -en la articulación temporomandibular, en los músculos de la masticación-.

   Estas patologías pueden aparecer durante la infancia, por lo que la presidenta de la Asociación Española de Pacientes con Cefalea (AEPAC), Elena Ruiz de la Torre, ha recomendado a los padres de los niños que empiezan a sufrir dolor de cabeza que observen cuándo aparece la migraña, puesto que hay hasta 150 desencadenantes, y que además de revisarles la vista les miren si hay una posible falta de espacio en la boca.

   Por otro lado, Camañas explica que los dolores de cabeza también pueden ser provocados por un trastorno de la articulación temporomandibular, denominado bruxismo. "Se trata de un hábito nocivo, consistente en apretar, desplazar hacia los lados o rechinar los dientes, que suele relacionarse con situaciones de ansiedad y que genera cefaleas, además de dolor de oídos, de cuello y hombros", detalla.

SINUSITIS MAXILAR, SENSIBILIDAD ALREDEDOR DE LOS OJOS Y EN PÓMULOS

   Además, hay infecciones que incluso pueden provocar un tipo de sinusitis denominada sinusitis maxilar. Esto se produce cuando además de dolor dental, el paciente sufre sensibilidad en los pómulos y en la zona que circunda los ojos. "En estos casos también se suelen presentar fuertes dolores de cabeza", apunta el especialista.

   Finalmente, Ruiz de la Torre recuerda que el cerebro es muy sensible y puede verse afectado por todo tipo de disfunciones corporales, por lo que "es necesario mantener una buena higiene bucodental para evitar las complicaciones que puedan derivar de un mal cuidado". Asimismo, concluye que "es importante que quienes sufren migrañas o cefaleas estén unidas para visibilizar su enfermedad y para conseguir que la sociedad la reconozca, así como para avanzar en la mejora de sus tratamientos".