La práctica deportiva de alta intensidad puede afectar a la salud bucodental, según expertos

Publicado 11/03/2019 13:11:23CET
La práctica deportiva de alta intensidad puede afectar a la salud bucodental, se
COMPROMISO Y SEGURIDAD DENTAL

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La práctica deportiva de alta intensidad y el consumo de determinados complementos alimenticios pueden incrementar la aparición de problemas relacionados con la salud bucodental, según ha señalado el doctor Antonio F. Coppel García, colaborador de Compromiso y Seguridad Dental.

Por ello, desde la asociación han destacado los "principales" puntos de alarma a los que hay que atender en estos casos: caries, inflamación de las encías, amarillamiento dental, bruxismo y traumatismos dentales.

Los productos que ayudan a mantener la hidratación, al igual que las barritas energéticas, suelen tener altos niveles de azúcar, carbohidratos, minerales y ácidos, lo que contribuye a la aparición de caries. Además, al realizar deporte se inhala mucho aire por la boca como resultado del cansancio, "lo que provoca sequedad y escasez de saliva". Se estima que entre un 15 por ciento y un 75 por ciento de los deportistas de élite presentan caries, sin embargo, a pesar de estos datos, son muy pocos los que realizan revisiones dentales periódicas.

Por otra parte, han asegurado que el deporte modifica la composición de la saliva, que se vuelve más alcalina, lo que provoca la aparición de mayor sarro, que, si no se elimina o se trata, puede dar lugar a gingivitis o periodontitis.

Asimismo, en los deportes de continuo contacto con el agua, como la natación, la acción de los agentes químicos que se utilizan apara la limpieza del agua puede provocar el surgimiento de un tono amarillento en las piezas dentales. El estrés y la tensión provoca un mayor contacto entre los dientes, lo que conlleva un mayor desgaste de las mismas. Además, al practicar deporte se sufre un mayor riesgo de traumatismo que puede provocar incluso la pérdida de piezas

Sin embargo, no hace falta recibir un golpe realizando deporte para que esta práctica afecte a la salud bucal, ya que existe una estrecha relación entre la salud bucal y muscular. Varios estudios han destacado cómo una mala salud buco dental puede afectar al rendimiento deportivo. Esto ocurre porque cuando las bacterias de la cavidad bucal entran en contacto con el flujo sanguíneo pueden ocasionar lesiones en el corazón, además, las caries dentales o la enfermedad periodontal pueden provocar lesiones musculares.

"La sangre puede trasladar las bacterias de las infecciones buco dentales a los músculos y articulaciones, llegando incluso a producir astenia que se manifiesta en forma de fatiga muscular y cansancio excesivo. Esta situación conlleva la pérdida de tono fibrilar, causando fatiga muscular o inflamación articular, motivos suficientes para producir desgarros, dolores articulares, o lesiones tendinosas en personas que someten sus sistemas a altos desgastes", ha explicado el experto.