En Nochevieja, cuidado con las lentes fantasía, el maquillaje, las pestañas postizas y las extensiones

Maquillaje, mujer maquillada
PIXABAY / GROMOVATAYA
Publicado 28/12/2018 11:07:20CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

En Navidad todo son celebraciones y fiestas con familia y amigos. Siempre se habla de los peligros que pueden suponer para la salud el abuso de la comida o la bebida, pero hay otras partes del cuerpo que se olvidan.

Los ojos constituyen un ejemplo, y su salud puede verse perjudicada. "A veces dejamos de usar nuestro maquillaje habitual para arriesgarnos con otros más atrevidos, e incorporamos a nuestro neceser no sólo nuevas marcas de cosméticos, sino también pestañas postizas e incluso lentes de fantasía", ha indicado la oftalmóloga responsable de la unidad de Retina y Vítreo de Clinilaser, la doctora María Capote.

Y pueden ser varios problemas los que se deriven de estos cambios, "desde infecciones hasta pérdidas de visión", agrega la doctora María Capote.

En concreto, las lentes de fantasía pueden provocar conjuntivitis, inflamación corneal o reacciones alérgicas. Por su parte, el los maquillajes podrían entrar en el ojo y provocar alergias u ojo seco. En cambio, las pestañas postizas y las extensiones pueden causar daños en la córnea, como abrasiones.

- Lentes de fantasía.

El Colegio Nacional de Ópticos Optometristas advierte de que el uso de lentes cosméticas de fantasía adquiridas en establecimientos no sanitarios pueden poner en riesgo la salud visual al provocar conjuntivitis, inflamación corneal, reacciones alérgicas o, en casos extremos, pérdida de visión.

Los síntomas de que algo ocurre son sensación de arenilla en los ojos, irritaciones, picores, enrojecimiento del globo ocular, lagrimeo o dolor al retirar la lente.

"Si se ha excedido en su uso podemos provocarnos una abrasión corneal, una úlcera o herida en la córnea provocada por un mal ajuste de estas lentes o un contacto con sustancias tóxicas por no haberlas limpiado correctamente y esto puede llegar a generar una pérdida parcial de visión", ha subrayado la responsable de la unidad de Córnea de Clinilaser, la doctora María Paz Rodríguez Ausín.

"Además, si se quieren usar se debe consultar antes con el oftalmólogo, ya que aunque no se entan problemas de visión, estas podrían no ser recomendables para ciertas personas", ha señalado la doctora Capote. En este contexto, es importante que se tenga en cuenta que las lentes de contacto no son un atuendo más, como puede ser un collar.

- Maquillajes.

Máscara de pestañas, 'eyeliner' y sombras de ojos son productos con los que, por su cercanía con el globo ocular, hay que extremar las precauciones. Ingredientes no testados y de mala calidad o pigmentos irritantes podrían entrar en él y provocar alergias, ojo seco, infecciones y conjuntivitis.

"Siempre debemos confiar en cosméticos de calidad, dermatológicamente testados, que empleen los excipientes adecuados y con formulaciones especialmente pensadas para esta zona tan delicada. También debemos fijarnos en las fechas de caducidad, ya que los efectos de unos ingredientes caducados son imprevisibles", ha advertido la doctora Capote.

Por otra parte, hay normas que deben vigilarse durante su aplicación, como la higiene, tanto de las manos como de los pinceles; que los envases estén bien cerrados y limpios; cuidar de no golpear la córnea por accidente; retirar el producto si se nota algún síntoma y lavar el ojo de inmediato. "Ante reacciones no previstas o síntomas que perduren, hay que acudir a un oftalmólogo con urgencia", ha aconsejado la oftalmóloga.

- Pestañas postizas y extensiones.

También para las pestañas y las extensiones ornamentales, como las plumas, hay que observar todas las recomendaciones dadas anteriormente, pero además hay que saber que si se acude a un centro a que las coloquen, debe garantizar confianza y seguridad para evitar problemas.

"Infecciones en los párpados, conjuntivitis, irritaciones e incluso infecciones y daños en la córnea como las abrasiones son algunos de los problemas que nos encontramos en consulta por esta moda", ha matizado la doctora Rodríguez Ausín.

El pegamento con el que algunas se fijan puede ser una sustancia muy peligrosa para los ojos, además de la suciedad y las bacterias que las pestañas pueden acumular.

"Además, cuando estas pestañas postizas se usan muy de continuo pueden generar tensión en el folículo y llegar a provocar que nuestras pestañas naturales se caigan e incluso que no vuelvan a crecer", ha alertado la doctora Capote.