No hay "dieta óptima" sin un estudio del metabolismo de cada persona

Dieta, calorías, peso
CEDIDO POR OPEN COMUNICACION - Archivo
Publicado 18/09/2018 15:02:29CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

No existe una dieta "óptima sin un estudio del metabolismo de cada persona" para personalizar al máximo la dieta y el ejercicio físico "más recomendable para cada caso", según el doctor Iván Ibáñez, especialista en Medicina Nutricional, Ejercicio físico y Metabolismo de Clínica Planas.

Según el experto, no todas las personas necesitan la misma cantidad de calorías al día para que las mitocondrias -parte de las células en la que tiene lugar la respiración celular-, produzcan la energía necesaria para que el organismo funcione.

El estudio del metabolismo en reposo dura aproximadamente unos 20 minutos y es indoloro para el paciente, que "tan sólo debe permanecer estirado en una camilla boca arriba respirando a través de una mascarilla unida a un calorímetro con tecnología láser para analizar los gases que indican de dónde provienen las calorías quemadas".

De esta manera, Ibáñez ha señalado que es posible conocer las kilocalorías que necesita cada persona al día y ayuda a valorar el gasto energético, es decir, saber si el paciente quema mejor las proteínas, los hidratos o azúcares o las grasas. En función de esta información que da las claves de los alimentos que más engordan a cada paciente, se personaliza el plan de nutrición y también la actividad física más indicada.

Por otro lado, factores genéticos, hábitos nutricionales y de ejercicio físico, la edad y condicionantes ambientales, determinan un tipo u otro de metabolismo, según el experto. No obstante, con tres meses de rehabilitación metabólica, se puede modificar.

Para ello, el paciente tendrá que adoptar unos nuevos hábitos alimentarios y acompañarlos de un ejercicio físico específico. Como en todo proceso de adelgazamiento, es fundamental el seguimiento de un profesional para que la pérdida de peso sea sólo de grasa y que no haya efectos secundarios como un déficit de vitaminas, bajadas de defensas y/o pérdida de masa muscular, ha concluido.