Publicado 24/06/2020 14:52CET

Investigadores examinan la relación entre lípidos y bacterias para explicar la dermatitis atópica

Dermatitis, dermatitis atópica
Dermatitis, dermatitis atópica - PIXABAY / HANS - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Binghamton, en la Universidad Estatal de Nueva York (Estados Unidos), ha examinado la relación entre lípidos y bacterias para intentar explicar la razón por la ocurre el eccema, también conocido como dermatitis atópica.

Aunque hay una gran cantidad de tratamientos para el eczema, como cremas médicas y remedios naturales, las causas exactas de la condición siguen siendo difíciles de determinar.

Uno de los resultados de la dermatitis atópica es la disminución del nivel de los aceites de la piel conocidos como lípidos, particularmente un grupo llamado ceramidas. Los lípidos en la superficie de la piel funcionan para regular la hidratación y también ayudan a defender la piel de invasores extraños, ya sea indirectamente a través de la señalización inmunológica o directamente a través de su inherente actividad antimicrobiana. Otro resultado del eccema es un aumento de las bacterias estafilocócicas en la piel, que pueden causar irritación e infección.

La genética puede jugar un papel importante en el hecho de que alguien tenga eccema, pero también se ha demostrado que las personas en ciertas ocupaciones son más propensas a contraer la enfermedad de la piel, como los profesionales de la salud, los metalúrgicos, los peluqueros y los trabajadores de la industria alimentaria.

Debido a que las bacterias estafilocócicas son inmóviles, necesitan multiplicarse en número para crecer a través de la capa protectora exterior de la piel conocida como estrato córneo. Los investigadores creen que las bacterias no crecen alrededor de las células de la piel sino a través de ellas. Con el agotamiento de los lípidos, ya sea a través de la genética o de los riesgos laborales, la piel parece volverse más vulnerable a la invasión bacteriana y a la infección del tejido cutáneo subyacente.

Aunque este estudio no ha desvelado todos los secretos de la dermatitis atópica, mostrar que la bacteria podría ser la causa y no el resultado de la enfermedad es un gran paso adelante. Se requiere una mayor investigación, y ahí es donde el equipo investigará a continuación.

Para leer más