La forma en que masticas puede explicar tus dolores de cabeza

Comer, gula, salud
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / VOYAGERIX
Actualizado 21/11/2017 13:00:44 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las cefaleas e incluso las crisis de migraña pueden estar causadas por determinados problemas bucodentales como las infecciones, el bruxismo o ciertos trastornos del aparato masticatorio, como afirma el miembro de la Comisión Médica de Vitaldent, Gustavo Camañas.

"Quien sufre estas patologías no las relaciona generalmente con problemas bucodentales porque no suelen presentar dolor en la boca. Los pacientes deben saber que las causas de las migrañas y cefaleas pueden ser varias y que necesitan diagnóstico para actuar sobre el problema más allá de paliar el dolor con analgésicos", señala el experto.

Los principales problemas bucales que causan migrañas y cefaleas son:

- El síndrome del compromiso mandibular. Se trata de un trastorno del aparato masticatorio cuyas causas son la limitación de los movimientos funcionales de la mandíbula durante la masticación o la fonación.

- Bruxismo o trastorno de la articulación temporomandibular. Consiste en apretar, desplazar hacia los lados o rechinar los dientes. Hay que tener muy en cuenta esta dolencia porque, además del dolor de cabeza, también se relaciona con el dolor de oídos, de cuello y hombros.

- Sinusitis maxilar. Causante de dolores de cabeza, estas infecciones también pueden hacer sufrir sensibilidad en los pómulos y en la zona que circunda los ojos.

- El estrés y la ansiedad. Son factores desencadenantes de las cefaleas. De hecho, se estima que el 80 por ciento de las personas que tienen mala oclusión y estrés suelen padecer cefaleas.

Por todo ello, la Asociación Española de Pacientes con Cefalea (AEPAC) recomienda "mantener una buena higiene bucodental para evitar las complicaciones derivadas del mal cuidado, puesto que el cerebro es muy sensible y puede verse afectado por todo tipo de disfunciones corporales."

De igual manera, afirma que la prevención tiene que estar presente en los niños, puesto que también pueden sufrir cefaleas y migraña. Es imporante que los padres de aquellos niños que empiezan a sufrir estas dolencias, además de revisarles la vista, les miren también si existe una posible falta de espacio en la boca.

Desde la AEPAC instan a "todas las personas que sufren migrañas o cefaleas para que estén unidas con el fin de visibilizar su enfermedad y para conseguir que la sociedad la reconozca, avanzando así en la mejora de sus tratamientos."