Factores ambientales pueden afectar a la absorción del protector solar

Crema, verano, sol
UNIVERSIDAD DE GRANADA - Archivo
Publicado 27/11/2018 7:39:32CET

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Debido a la creciente conciencia de la exposición a los rayos ultravioleta (UV), que aumenta el riesgo de fotoenvejecimiento y cáncer de piel, los consumidores utilizan filtros solares con un factor de protección solar más alto (SPF) y se lo vuelven a aplicar con frecuencia.

   Una nueva investigación, presentada en la reunión PharmSci 360 de la Asociación Americana de Científicos Farmacéuticos (AAPS) de 2018, demuestra que el calor y la re-aplicación influyen en diferentes productos del filtro solar que contienen la misma cantidad de un ingrediente clave, la oxibenzona, lo que puede afectar a la seguridad y la toxicidad de los filtros UV incluidos en los protectores solares.

   "Lo que muestra nuestra investigación es que los procedimientos de prueba de seguridad actuales pueden estar subestimando la cantidad de oxibenzona que se absorbe en la piel, considerando el calor y la re-aplicación, como se produce en alguien que toma el sol en la playa", explica la autora, Paige Zambrana, estudiante graduada de Ciencias Farmacéuticas en la Escuela de Farmacia de la Universidad de Maryland, Estados Unidos.

   "Aunque los protectores solares están diseñados para todo el cuerpo a temperaturas más altas con una nueva aplicación cada 80 minutos, las pruebas de seguridad para establecer los límites del filtro UV solo requieren pruebas de dosis únicas a una temperatura de referencia de la piel de 32 grados centígrados", detalla.

   Los investigadores de este trabajo realizaron pruebas de permeación in vitro, que indicaron que la oxibenzona, mediante el uso de formulaciones de protectores solares en forma de cremas y aerosoles, fue capaz de impregnar la piel humana con una permeación acumulativa significativamente mayor que se produce en el caso de la loción.

   Al añadir 24 horas de exposición al calor sobre la loción aplicada, hubo un aumento de 2,1 veces en la permeación acumulada de oxibenzona al comparar una nueva aplicación de protector solar a los 80 min y 160 min con una sola aplicación, y un aumento de 1,2 veces en la permeación al comparar la aplicación de calor de 24 horas con estudios de re-aplicación del protector solar con temperatura de referencia de 24 horas. Al comparar las formulaciones, la aplicación de una loción y una fuente de calor durante 24 horas y una nueva aplicación aumentaron significativamente la permeabilidad acumulada de oxibenzona 3,1 veces más que la nueva aplicación en aerosol.

NUEVOS PARÁMETROS A CONSIDERAR EN LAS PRUEBAS DE SEGURIDAD DE LOS PROTECTORES

   "Aunque el uso de protector solar es importante y generalmente seguro, nuestro trabajo sugiere que se deben considerar algunos parámetros adicionales de pruebas de seguridad clínica y preclínica antes de que se establezcan los niveles máximos de filtro UV --señala la investigadora principal, Audra Stinchcomb, profesora de Ciencias Farmacéuticas en la Escuela de Farmacia de la Universidad de Maryland, Estados Unidos--. Además, dados los peligros ambientales potenciales de la oxibenzona y su reciente prohibición en Hawai [Estados Unidos], nos centramos en cómo los diferentes factores afectan a las personas para proporcionar predicciones precisas de la absorción total de oxibenzona".

   La siguiente etapa de este trabajo examinará el uso de protector solar a través de procedimientos de prueba controlados in vitro e in vivo con el objetivo final de establecer una correlación in vitro-in vivo entre las dos pruebas. Además, se realizarán ensayos clínicos con productos de protección solar actualmente comercializados para evaluar las condiciones de uso de la protección solar, lo que permitirá entender mejor la absorción máxima actual de oxibenzona.

Contador