Publicado 01/03/2022 17:22

España, Bélgica, Italia, Polonia y Portugal piden el reconocimiento de la Medicina Estética como especialidad en la UE

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) promueve la 'Declaración de Málaga' junto a Bélgica, Italia, Polonia y Portugal.
La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) promueve la 'Declaración de Málaga' junto a Bélgica, Italia, Polonia y Portugal. - SEME

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Bélgica, Italia, Polonia y Portugal han firmado la 'Declaración de Málaga', promovida por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), por la que reclaman el reconocimiento de la Medicina Estética como especialidad médica en la Unión Europea, en el marco del 37 Congreso Nacional de la SEME.

La declaración ha sido firmada por el doctor Jean Hébrant, presidente de la Sociedad Belga de Medicina Estética; el doctor Emanuele Bartoletti, presidente de la Sociedad Italiana de Medicina Estética; el doctor Andreij Igniaziuk, presidente de la Sociedad Polaca de Medicina Estética; el doctor João Vale, presidente de la Sociedad Portuguesa de Medicina Estética y el doctor Juan Antonio López, nuevo presidente de la Sociedad Española de Medicina Estética.

Tal y como recuerdan desde SEME, la Medicina Estética no es una prestación del Sistema Nacional de Salud y se desarrolla exclusivamente en el ámbito privado. "Esto ha hecho, históricamente, que no esté catalogada dentro de las especialidades médicas oficiales", explican.

"La Medicina Estética contempla la visión integral, generalista y del bienestar que ha de tener por definición el médico estético y ello es lo que le diferencia de otras especialidades", han argumentado estos expertos.

Para ellos, la Medicina Estética está "ampliamente regulada" como parte de la medicina, pero la falta de especialidad o reconocimiento específico de esta área médica "tiene unas consecuencias negativas que trascienden el mero ejercicio de la misma".

Entre ellas, destacan el intrusismo, "con los graves problemas para la salud pública y para el paciente que ello conlleva, teniendo en cuenta que cada día hay una mayor demanda de medicina estética por parte de la población".

Así, han puesto de relieve el interés que viene mostrando Europa en la regulación de la Medicina Estética. "La atención y preocupación por esta materia es tal que se ha llevado a cabo una normativa CEN, CEN403. No obstante, es necesario reconocer la Medicina Estética mediante una especialidad, pues permitiría homogenizar la formación y garantizarla al usuario, además de tener un importante impacto sobre la seguridad de los pacientes", concluyen los médicos estéticos españoles.