Allergan lanza una web que diseña tratamientos individualizados para el rostro según su edad

Actualizado 03/10/2014 18:46:24 CET
Tratamientos faciales Allergan
Foto: ALLERGAN

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Allergan ha presentado la primera web que analiza la edad del rostro  informando sobre la causa y el efecto de las líneas faciales, el volumen del rostro y la definición de labios y cuello, y ayuda a diseñar un plan de tratamiento individualizado, con el fin de responder cuestiones como cuál es el especialista adecuado, qué se puede esperar antes del tratamiento, qué hacer después, si es doloroso o si produce hinchazón.

   Según informan desde la compañía, una de las principales preocupaciones antes de realizar un tratamiento es saber elegir al especialista adecuado. Para solventar dudas y obtener resultados satisfactorios, el sitio 'on-line' ofrece un localizador de clínicas para facilitar la búsqueda del experto más cercano.

   Para empezar con el plan de tratamiento más adecuado, la web abre la posibilidad de realizar un breve cuestionario enfocado en las necesidades personales de cada usuario. Una vez analizadas las respuestas, los resultados ayudarán a preparar la consulta con el especialista.

   Con el paso de los años, el nivel de ácido hialurónico disminuye, por lo que la piel "pierde humedad, elasticidad natural y comienzan a aparecer los signos del envejecimiento". Los rellenos faciales pueden difuminar las arrugas y añadir volumen de manera natural.

EL ÁCIDO HIALURÓNICO ENTRA EN LAS CAPAS PROFUNDAS A TRAVÉS DE RELLENOS

   Muchas lociones hidratantes contienen ácido hialurónico, sin embargo, "la única forma de reponer este ácido en las capas profundas de la piel es a través de los rellenos faciales", sostienen. Estos geles inyectables "proporcionan un efecto de relleno, además rehidratan la piel y suavizan las líneas de expresión mediante la reestructuración de la misma".

   Desde la compañía han dividido las formas de tratamientos en tres tipos: para revitalizar, para realzar y para definir.

   Para conseguir revitalizar el rostro, y convertirlo en más fresco y luminoso, los tratamientos personalizados "reducen desde las líneas finas hasta las arrugas y pliegues más profundos, proporcionando volumen sutilmente", apuntan.

   Cada gel de relleno facial está formulado de manera única con una base de ácido hialurónico, que el médico inyecta bajo la piel con una aguja ultra fina. Una vez inyectado, el ácido hialurónico dentro del gel "atrae y retiene la humedad". Asimismo, existe una fórmula alternativa al relleno o voluminizador, que se trata de un tratamiento especialmente diseñado para "mejorar la hidratación de la piel y la elasticidad del rostro, cuello, escote y manos".

   En segundo lugar, para realzar y restablecer el volumen perdido de las mejillas, pómulos y barbilla, y para devolver la curvatura juvenil a las mejillas, se utiliza uno de los productos de la gama de rellenos dérmicos que, al ser más suave que otros voluminizadores faciales de ácido hialunórico, "puede ser inyectado más fácilmente". El resultado muestra una apariencia en el rostro "más suave y juvenil". Además, los efectos de realce del relleno dérmico voluminizador con lidocaína "pueden durar hasta 18 meses".

RELLENAR LAS LÍNEAS DE LOS LABIOS PARA DAR FORMA A SU CONTORNO

   Por su parte, el tratamiento para definir y dar forma al entorno facial y labial, se trata de un gel suave que el profesional inyecta con una aguja ultra fina "para dar a la piel un tacto suave y natural". El gel rellena las líneas de los labios y las arrugas mientras que el ácido hialurónico en su interior "atrae y retiene la humedad".

   Por último, desde Allergan recomiendan el uso de 'Vycross', una tecnología que consigue "resultados inmediatos, de apariencia natural y más duraderos, hasta 18 meses". Con la adición del suave anestésico local, lidocaína (0,3%) se logra "una inyección más cómoda" para los pacientes; y su menor concentración de ácido hialurónico produce una menor absorción de agua por parte del tejido circundante y así disminuye la inflamación.