Actualizado 06/07/2015 22:42

Diez consejos de belleza para el verano

Crema, tratamiento de belleza, verano, playa, gafas de sol
GETTY

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El verano supone un reto a la hora de mantener las rutinas de los tratamientos de belleza. El sol, el mar, el cloro de las piscina, los viajes, los cambios en la alimentación, dormir tarde o la falta de tiempo para seguir los tratamientos pueden dar al traste con los cuidados mantenidos a los largo del año.

Por ello, los centros de tratamientos médico-estéticos Felicidad Carrera han preparado un decálogo de consejos de belleza para este verano con el objetivo de que estas vacaciones se conviertan en el mejor tratamiento de belleza:

1. Es primordial comenzar las vacaciones con la piel limpia e hidratada por lo que los expertos recomiendan someterse a algún tratamiento profesional de limpieza con hidratación y principios activos antioxidantes y así preparar la piel para el sol, además de realizar una exfoliación previa pues esto aumenta las defensas de la piel.

2. Protegerse del sol, lo más importante. La protección solar es imprescindible, por lo que hay que echarla cada dos horas, con abundancia y por todo el cuerpo y aplicar la de mayor protección en la cara, en el cuello, en el escote y en las manos. Otra forma de garantizar una buena protección es tomar pastillas que preparen la piel para el sol, pues contienen vitaminas C,D y E. Además también es conveniente utilizar sombreros y gafas de sol.

3. Para tener la piel hidratada y luminosa todo el verano es conveniente realizar una sesión de mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico justo antes de ir de vacaciones.

4. En los meses de verano hay que descartar los cosméticos que contengan ácidos o retinol. En esta época tampoco se pueden realizar tratamientos exfoliantes con ácidos, 'peelings' químicos, láseres ablativos ni fraccionales. También es importante no usar perfumes antes de ir a la playa porque esto propicia la aparición de manchas en la piel.

5. En la época estival hay que intensificar los cuidados de las pieles grasas y mixtas que se exponen al sol puesto que aunque al principio parezca que mejoran, el calor activa las glándulas sebáceas y empeoran los granitos y la zona T. Para ello es imprescindible cuidar mucho la limpieza y utilizar mascarillas seborreguladoras.

6. Es conveniente cambiar los productos habituales por otros más ligeros e incluir en la rutina 'serums' ya que sus texturas son mucho más cómodas para verano.

7. Por supuesto la hidratación es imprescindible, por lo que hay que beber líquidos isotónicos para reponer iones y tomar frutas con alto contenido en agua como la sandía, el melón, la pera o la naranja.

8. Tras bañarse en las piscinas que tienen cloro hay que limpiar la piel con agua mineral y aplicar de nuevo el protector solar.

9. El consumo de ciertos alimentos pueden acelerar el bronceado como los betacarotenos. Las frutas y las verduras de color naranja, amarillo, verde y rojo son los mas ricos en betacoteno.

10. Por último, a la hora de volver a casa es conveniente aplicar un 'serum' de vitamina C en el rostro, cuello, escote y manos, ya que su propiedades antioxidantes neutralizan el daño de los radicales libres que produce el sol y evitan el fotoenvejecimiento, además de crema hidratante en abundancia.