Publicado 13/02/2020 16:34:42 +01:00CET

Los diabéticos tienen más probabilidades de padecer problemas bucodentales

Encuentro Fundación Tecnología y Salud_Salud Bucodental y diabetes
Encuentro Fundación Tecnología y Salud_Salud Bucodental y diabetes - FENIN

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las personas con diabetes, que en España suponen el 13,8 por ciento de la población general con 386.000 nuevos casos al año, son más proclives a padecer problemas bucodentales, según se ha puesto de manifiesto en el 'VI Encuentro de la Fundación Tecnología y Salud con Pacientes y Sociedades Científicas'.

Esta relación es bidireccional, ya que un inadecuado cuidado de la salud bucodental puede dificultar el control de esta enfermedad, mientras que los avances tecnológicos en el campo de la Odontología son decisivos para evitar este tipo de problemas.

"La diabetes mellitus, especialmente la mal controlada metabólicamente, se asocia a varios procesos bucodentales de importancia que pueden comprometer la evolución de la enfermedad, de los propios problemas de la boca y de la calidad de vida del paciente", ha afirmado el coordinador adjunto de los Grupos de Trabajo de la Alianza por la Salud Bucal y General de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), Miguel Carasol.

Los más frecuentes son las enfermedades periodontales, tanto la gingivitis como sobre todo la periodontitis, que es 3-4 veces más frecuente en pacientes con diabetes tipo 2. También son resaltables la boca seca, la candidiasis oral, la caries dental, las alteraciones del gusto, las lesiones precancerosas y el cáncer oral.

"No hay que olvidar que la relación entre diabetes y periodontitis es bidireccional, de manera que, si la primera está mal controlada, predispone a la periodontitis con más frecuencia y gravedad y, a su vez, la periodontitis dificulta el control de la diabetes por la sobrecarga en inflamación crónica sistémica que aporta", ha añadido el experto.

Ahora bien, durante el encuentro el presidente del Sector Dental de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Juan M. Molina, ha destacado que el intenso esfuerzo en I+D+i por parte del sector dental, que se traduce en nuevos dispositivos, sumado a otros factores como la formación de los profesionales y la inversión en tecnología de las clínicas dentales, están logrando una mejora sustancial de la eficiencia y calidad de los tratamientos, que además minimizan el dolor y mejoran la comunicación con el paciente.

De hecho, la secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, Margarita Alfonsel, ha comentado que el alto nivel de innovación que caracteriza a esta industria, que ha transformado la atención que recibe la población en lo que se refiere a su salud bucodental. "Se trata de un Sector comprometido desde hace años con la mejora de la seguridad y la calidad de la atención sanitaria en su ámbito y además siempre atento a las necesidades de los pacientes y profesionales sanitarios", ha señalado.

Por su parte, las agrupaciones de pacientes también han concedido a la aportación de este sector. "Sin lugar a dudas, el papel que desempeña la tecnología sanitaria es clave en diabetes, y demuestra que mejora el control de la enfermedad, lo que contribuye a evitar la aparición de complicaciones", ha apuntado el presidente en funciones y vicepresidente primero de la Federación Española de Diabetes (FEDE), Aureliano Ruíz.

UNA OPORTUNIDAD PARA LA DETECCIÓN PRECOZ

A pesar de que la aportación de las soluciones tecnológicas a la detección y tratamiento de las afecciones bucodentales es innegable, y de que la demanda de estos servicios aumenta (la mitad de la población acude al menos una vez al año al dentista2 ), aún hay gran parte de la ciudadanía que no visita a este profesional, lo que dificulta el diagnóstico.

En este sentido, el papel del odontólogo es clave, como así lo ha comentado el doctor Carasol. "Su función es primordial en la prevención y detección precoz de lesiones bucodentales de pacientes con esta patología, que son prioritarias y pueden evitar complicaciones graves, tanto a nivel local como sistémico", ha argumentado.

Al mismo tiempo, prosigue, las consultas del dentista son una oportunidad extraordinaria para detectar prediabetes y diabetes no conocidas por los pacientes, con lo que se puede avanzar años en el diagnóstico precoz, lo que justifica aún más las revisiones periódicas.

Por otra parte, durante la jornada se ha subrayado la necesidad de concienciar a la población sobre la importancia de un diagnóstico adecuado. "El autodiagnóstico mal dirigido puede acabar enmascarando problemas graves, dando falsos positivos o negativos y, en definitiva, retrasando y complicando el proceso de diagnóstico y el manejo de enfermedades y complicaciones tan serias como las relacionadas con el paciente con diabetes", ha enfatizado el experto.

No obstante, Carasol ha avisado de que el tratamiento realizado por no profesionales "o por recomendaciones de dudosa procedencia" en redes sociales o Internet son un "auténtico peligro" para la integridad del paciente.

RECLAMACIONES DE LOS PACIENTES PARA UNA MEJOR ATENCIÓN

Respecto a las posibilidades de mejora en la atención a las personas con diabetes en relación con la salud bucodental, en la Federación Española de Diabetes han asegurado que es "crucial" que haya una "verdadera coordinación" entre Atención Primaria y Atención Especializada.

"Los médicos de cabecera deberían disponer de más tiempo para derivar los pacientes a los profesionales de la salud bucodental", afirma el presidente en funciones y vicepresidente primero de la Federación Española de Diabetes.

En concreto, una de las principales barreras de la población a la hora de acudir al dentista es tener que asumir el coste de la atención, puesto que la cobertura pública es limitada y la mayoría de estos servicios se prestan en clínicas privadas. Ante esta situación, FEDE ha solicitado la incorporación de la salud bucodental dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Con esto se conseguiría reducir muchas complicaciones de las diabetes provocadas por una deficiencia en el control de las enfermedades bucodentales, además de contribuir a reducir costes sanitarios. Así, entre sus preocupaciones se encuentra garantizar el acceso de la población a la innovación. El acceso real a la tecnología sanitaria por parte de los pacientes es una prioridad por la que trabajamos a diario, ya que significa calidad de vida", ha enfatizado.

Para leer más