Decálogo de seguridad en cirugía estética

Publicado 27/06/2019 13:57:09CET
Estética, hombre, cirugía
Estética, hombre, cirugíaFLICKR - Archivo

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Coincidiendo con el aumento de la demanda estival en cirugía estética, sobre todo de mamoplastia y liposucción, desde la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECP) se ha elaborado un decálogo de seguridad para recordar a los pacientes lo que nunca deben pasar por alto a la hora de operarse.

Según ha asegurado el presidente de la AECP, Jesús Benito, los riesgos asociados a las intervenciones de cirugía estética son mínimos y los fallecimientos relacionados con las mismas son "absolutamente excepcionales". Sin embargo ha dado una serie de recomendaciones a la hora de operarse.

En primer lugar, es imprescindible revisar las credenciales y la experiencia profesional del doctor, es decir, a la hora de escoger un cirujano plástico es fundamental que éste tenga en su poder el título de Cirujano Plástico Estético y Reparador que otorga el Ministerio de Sanidad.

En segundo lugar, hay que chequear que los hospitales y clínicas donde se vaya a realizar la operación tengan estandarizados los protocolos y que cumplan con todos los requisitos, es decir, que desde principio a fin se pueda controlar todo el proceso mediante los cheklist que aseguran las rutinas de todo lo médicos y sanitarios que intervienen.

Por otra parte, hay que comprobar que las pruebas preoperatorias solicitadas son las correctas, éstas dependerán de la edad y el estado de salud del paciente. Asimismo, hay que abstenerse de fumar durante las dos semanas previas a la intervención y, vigilar la elección de centros y profesionales basados en comentarios de internet, ya que las informaciones que circulan por estas páginas no están contrastadas por asociaciones científicas.

Otra recomendación del especialista es saber reconocer supuestos títulos falsos del cirujano estético, como cirujano cosmético o denominaciones engañosas como cirujano plástico facial u oculoplástico. Del mismo modo, se debe desconfiar del 'low cost', ya que, según afirma el especialista, "en salud no hay rebajas".

Asimismo, nunca hay que gestionar los detalles de la intervención a través de un tour operador, ya que las cuestiones sanitarias "se deben gestionar por clínicas y médicos" y, si se realiza la operación en el extranjero, asegurarse un tiempo de permanencia mínimo en el país de destino para un correcto seguimiento postoperatorio.

Por último, se debe escuchar y seguir atentamente las recomendaciones, tanto del doctor como de su equipo, en lo relativo a los días previos y posteriores para evitar las complicaciones más habituales relacionadas con las cicatrización interna y externa.

Contador