Publicado 16/02/2021 17:55CET

¿Cuáles son los bulos más comunes en medicina estética?

Cara, mujer que mira.
Cara, mujer que mira. - ENGIN_AKYURT/PIXABAY - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La experta en Dermocosmética, Medicina 'Antiaging' y Nutrición, Inmaculada Canterla, aclara por qué algunas de las creencias más extendidas sobre la medicina estética son falsas y aboga por acudir siempre a profesionales médico-estéticos con formación y experiencia, que puedan ofrecer avanzadas técnicas con las que conseguir los resultados deseados.

Con respecto al miedo de algunas personas a aplicar cirugía en el rostro por "temor a quedarse con pómulos de muñeca", la experta responde que esta creencia viene dada por la "amplificación de casos" donde ha habido un "uso indebido" de la medicina estética. "En una sociedad en la que el 36 por ciento de la población se realiza tratamientos médico-estéticos (según los datos de la Sociedad Española de Medicina Estética), se habla muy poco de los casos de éxito, que son la mayoría, y cómo con una buena medicina estética se pueden obtener resultados muy naturales, sutiles y armónicos", afirma Canterla.

De igual forma, la especialista apostilla que la idea de que la medicina estética está solamente orientada a personas mayores es "rotundamente falsa", ya que existe "un nuevo concepto de embellecer y no solo rejuvenecer, basado en la importancia de empezar pronto a cuidar la piel, para prevenir así la aparición precoz de los signos de envejecimiento". En este sentido, según Canterla, la medicina estética "es, ante todo, una herramienta de prevención activa".

Por otro lado, la experta advierte sobre una nueva tendencia derivada del auge de las redes sociales, lo que ya se conoce como 'dismorfia de Snapchat', en la que algunas pacientes quieren que el resultado de su técnica médico-estética sea el mismo que el de un 'selfie' realizado con los filtros de belleza de dicha aplicación. "Es algo peligroso, pues se encuentra entre la realidad y la fantasía, y debe entenderse que la medicina moderna no puede conseguir resultados milagrosos", sostiene Canterla.

Según prosigue la especialista, también es común que muchas pacientes acudan a la clínica porque quieren imitar alguno de los rasgos alguna persona famosa. "En estos casos, es importante invitar a la paciente a reconocerse frente al espejo, para que pueda ver cuál puede ser su mejor yo y no el de otra persona". Tal y como expresa, no es correcto fijarse solamente en un rasgo o signo a tratar sin contemplarlo dentro de un conjunto, "ya que armonizar y tratar el rostro de forma global e individual es un trabajo necesario para conseguir resultados favorecedores", explica.

En lo que respecta a la creencia de que los rellenos faciales se notan "de por vida", la especialista en medicina estética aclara que es "totalmente falso" porque estos se aplican respetando la expresión del paciente, "evitando en todo momento que puedan verse mal o resultar perceptivos", apunta. "El objetivo de los rellenos es, en general, devolver a su lugar las facciones que el tiempo ha reposicionado, como pueden ser pómulos caídos o labios que se afinan", precisa la experta.

Por último, Canterla puntualiza que "no existe un tratamiento para todo", ya que un mismo problema puede corresponder a varios tratamientos. "En algunos casos serán complementarios y en otros serán alternativos, pero es importante dejarse asesorar", asegura la experta, que añade que "la mejor técnica es la combinación de varias técnicas". Por ejemplo, aunar el tratamiento con hilos tensores con estimuladores de colágeno, multiplica el efecto de ambos procedimientos. "La combinación de terapias es la clave para el correcto abordaje del envejecimiento facial", concluye.