El consumo de perfumes y cosméticos crece por cuarto año consecutivo hasta los 6.954 millones

Publicado 09/04/2019 13:25:52CET
CONTACTO - Archivo

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo de productos de perfumería y cosmética en España creció en 2018 por cuarto año consecutivo, con un incremento del 2% hasta alcanzar los 6.954 millones de euros, según los datos de la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

Así, España se sitúa como el quinto mercado europeo de productos de belleza, con un consumo per cápita de 150 euros al año, por encima de la media europea que asciende a 137 euros por persona y año.

Las exportaciones de perfumes, cosméticos y aceites esenciales han vuelto a aumentar alcanzando los 4.680 millones de euros. De éstas, 4.260 millones de euros corresponden a perfumes y cosméticos, cuyas ventas en el exterior se han incrementado en un 10%.

España se ha consolidado como el segundo exportador mundial de perfumes, solo por detrás de Francia y por delante de Alemania y Estados Unidos. Las exportaciones de esta categoría de producto, que representa el 39% sobre el total, han alcanzado 1.820 millones de euros.

Por otra parte, España también fortalece su posición como exportador de esencias y aromas. Las ventas en el exterior de aceites esenciales han crecido un 8,4% en 2018 hasta los 420 millones de euros.

Asimismo, los productos de las categorías de higiene personal y cuidado de la piel son los más consumidos por los españoles. El 52% del consumo se concentra en este tipo de productos, según los datos de Stanpa.

La importancia del cuidado personal, según la asociación, queda patente en el amplio consumo de productos de higiene como geles, champús o higiene dental (24%) y la protección de la piel (28%) en sentido amplio.

En este sentido, el consumo de productos para el cuidado del rostro se ha incrementado un 4% en el pasado ejercicio. En total, durante 2018, se vendieron 97 millones de unidades de estos productos.

Por su parte, la evolución del clima en 2018, con una llegada tardía del verano, incidió en la campaña de solares. Así, el consumo se mantuvo en línea con el ejercicio anterior, destacando su crecimiento en el canal de farmacia (+2,3%), lo que refleja la sensibilidad de los consumidores hacia las recomendaciones y consejos sobre su uso.

Además, el consumo de perfumes representa un 20% del total de la industria de la belleza y ha crecido un 4,6% durante 2018. Destaca en particular la creciente importancia del perfume para los hombres, cuyo consumo se incrementó un 5% en 2018, fenómeno que se ha repetido en los tres últimos años.

Por otro lado, según Stanpa, la importancia de la imagen en una sociedad 'hiperconectada' se vuelve a reflejar en el crecimiento experimentado por la cosmética de color (+5%), alcanzado una cuota de mercado del 10%. En concreto, el maquillaje de ojos creció un 7%, el maquillaje facial un 5,5% y los labiales un 4,7%.

En 2018 crecieron todos los canales de distribución, destacando aquellos que incluyen consejo profesional: estética profesional (3,5%), selectividad (3,3%) y farmacia (1,8%). En conjunto, los canales profesionales y de prescripción, suponen el 50% del mercado.

SE IMPULSA EL CONSUMO 'ONLINE'

Por otro lado, las ventas de perfumería, tanto belleza como higiene, se sitúan en poco más del 1%, un porcentaje superior al del conjunto del gran consumo, que es un 0,9%, según datos de la consultora Nielsen.

Sin embargo, la venta por Internet de momento tiene más desarrollo en las cadenas especialistas, donde es el 1,8% de las ventas y crece un 18,5%, que en los supermercados e hipermercados, donde supone el 1,3% con un incremento del 15,1%.