9 consejos para evitar las marcas del acné

Acné
GETTY - Archivo
Actualizado 26/08/2018 10:17:37 CET

   MADRID, 26 Ago. (EDIZIONES) -

   El acné es una enfermedad multifactorial, donde intervienen la herencia, los cambios hormonales, sexuales tiroideos y adrenérgicos, y factores individuales y ambientales. "Cuando un paciente tiene un acné severo habitualmente encontramos estos antecedentes en su familia directa. Generalmente los hombres tienen un acné más severo pero la mujer lo tiene con mayor frecuencia".

   Así lo asegura a Infosalus el jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Ruber Internacional, el doctor Luis Pastor, quien también subraya que la seborrea, la obstrucción de los folículos pilosos, y la mayor o menor prevalencia del 'Propionibactrium Acnes' (bacteria saprofita de los folículos pilosos) inducen una mayor severidad al acné.

   Los trastornos hormonales sexuales, con ciclos de amenorrea, el síndrome de los ovarios poliquísticos, trastornos tiroideos como el hiper o el hipotiroidismo, y el estímulo adrenérgico del estrés son desencadenantes de brotes de acné, añade el dermatólogo.

   La doctora Silvia Pérez Gala, jefa del servicio de Dermatología del Hospital La Luz (Madrid) expone varios aspectos que favorecen la aparición del acné:

   ·Antecedentes familiares de acné

   ·Enfermedades que aumente la secreción de 'hormonas masculinas' (andrógenos) porque estimulan a la glándula sebácea (como el síndrome del ovario poliquístico)

   ·Acné cosmético al usar aceites minerales que ocluyen el poro

   ·Ingesta de determinados fármacos (por ejemplo, corticoides)

   ·El estrés emocional puede agravar el acné

   En concreto, sostiene que las marcas de acné se producen por la rotura interna del granito que se ha formado y que es considerado como un cuerpo extraño para la piel y genera una inflamación muy importante.

   "Cuanta mayor inflamación y mayor profundidad de la misma, más posibilidad de formación de cicatrices. Este factor, sumado a la manipulación de las lesiones que daña la piel, hace que los efectos sean aún mayores. En personas de piel oscura, además, es frecuente la cicatrización anormal (queloides y cicatrices hipertróficas)", subraya la especialista.

   Según indica, las cicatrices de acné, si son superficiales, apenas dejan señal visible y progresivamente van pasando de coloración rosada a una coloración prácticamente similar a la piel circundante.

   En caso de que persistan, dependiendo de la profundidad, dice que podrán tratarse con cremas que contengan ácidos suaves (ácido glicólico, ácido salicílico), retinoides o peelings superficiales. Si las cicatrices son más profundas (el típico 'piqueteado' en mejillas), la doctora Pérez Gala precisa que habrá que tratar con microneedling (microagujas), peelings más profundos o láseres.

   Por su parte, el doctor Carlos Morales, dermatólogo en el Grupo de Dermatología Pedro Jaén, precisa que las cicatrices del acné aparecen porque cuando se produce un grano hay una gran inflamación que al desaparecer tiene que reestructurarse la piel. "Este proceso de cicatrización puede ser anómalo y dar lugar a cicatrices. Aparecen cuando el daño en piel llega a la dermis profunda, y la cicatrización puede dar lugar a depresiones o alteraciones en la superficie cutánea por fibrosis cicatricial", añade.

   "Cada vez observamos un acné mas persistente, que supera los 20 años, o que se inician a partir de esa edad y persisten hasta los 40 o más años de edad. No está claro su origen, pero sí parece que los cambios en la forma de vida con más estrés, preocupaciones influyen, además del tabaco, y quien sabe si los cambios alimentarios (tan difícil de demostrar) pudieran tener alguna responsabilidad", advierte en esta línea el doctor Pastor, del Hospital Ruber Internacional.

CONSEJOS

   Con todo ello los expertos aconsejan:

   1.- No manipular las lesiones.

   2.- Tratar el acné de manera adecuada a cada caso. El tratamiento del Acné debe adecuarse a su gravedad, de forma que Acnés leves precisarán solo un tratamiento local y los severos un tratamiento también severo, para poder controlarlos.

   3.- Emplear fotoprotector solar con excipientes libres de grasa ('oil free') para evitar pigmentación.

   4.- Para evitar las cicatrices del acné debe realizarse un precoz y correcto tratamiento, que dependiendo del tipo de lesiones y en cada periodo, en un mismo paciente, variarán y precisarán de un seguimiento largo desde su comienzo alrededor de la menarquia hasta los 20 o 22 años de edad. En este sentido cada vez los tratamientos son un poco más agresivos para evitar las secuelas cicatriciales, lo que no siempre es posible.

5.-Las marcas de acné, cuando son superficiales, basta con esperar alrededor de un año para su resolución espontánea, aunque se puede acelerar mediante peelings superficiales repetidos, micropunciones, o retinoicos tópicos. "Las más profundas tienen distintos tratamientos según su morfología, en valle, en pico o cuadradas, y no se resuelven al 100% pero si pueden mejorarse con peelings medios, o micropunciones, entre otras técnicas", añade Pastor.

   6.- No existe ningún estudio que justifique el uso de una dieta restrictiva o suplementaria, por ello debe realizarse una alimentación sana y equilibrada, evitando abusar o restringir algún elemento necesario en nuestra alimentación.

   7.- El tratamiento debe realizarse por un Dermatólogo, desde sus comienzos y seguirse con frecuencia.

   8.- En la mujer el tratamiento puede combinarse con anticonceptivos orales, sobre todo cuando existen trastornos en la menstruación.

9.- Evitar algunas sustancias como corticoesteroides, andrógenos, anabolizantes hormonales o no utilizados con el fin de aumentar masa muscular, ya que son capaces de generar un acné inexistente previamente o de agravar uno previo.