Una de cada cuatro personas reduce su cuidado bucodental en vacaciones

Actualizado 09/01/2019 11:02:00 CET
PIXABAY / ALBANYCOLLEY - Archivo

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cuatro personas reduce el cuidado bucodental en sus días de vacaciones, y aumentan los traumatismos dentales porque se pasa más al tiempo libre y se incrementan los accidentes de tráfico, según señala la asociación sin ánimo de lucro Compromiso y Seguridad Dental.

Esta entidad, cuyo objetivo es implantar un estándar de calidad en la atención y práctica médica de las clínicas dentales, recomienda que para evitar que baje el cuidado bucodental durante esta etapa, se viaje siempre con un cepillo de dientes, un hilo dental, pasta de dientes con flúor y, en su caso, el colutorio.

Estando o no de vacaciones, aseguran que es "imprescindible" lavarse los dientes al menos tres veces al día o cuando se termine de comer. "Sin embargo, durante las vacaciones a menudo se desayuna, come y/o cena fuera de casa, y casi siempre no se tiene a mano el cepillo para lavarnos los dientes, lo que provoca que se queden restos de comida", relatan.

"Nosotros recomendamos acudir al odontólogo antes de salir de vacaciones para que los dientes y encías no den problemas durante este periodo. Muchas enfermedades bucodentales presentan signos poco evidentes a simple vista, y con una exploración rutinaria, se pueden detectar patologías como la caries o la gingivitis", explica el doctor Carlos Pascual Atienza, especialista en Medicina Oral por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y colaborador de Compromiso y Seguridad Dental.

Además, como durante estas fechas "se suelen cometer excesos" con la comida, especialmente en Navidad, en la medida de lo posible "se debe procurar una alimentación sana". "Los polvorones, las tartas, los turrones, el azúcar y la glucosa aumentan considerablemente el riesgo de caries. Lo mismo ocurre con algunas bebidas, como son las gaseosas y alcohólicas", apuntan.

Por último, recuerdan que, no solo en vacaciones, hay que limitar el consumo de tabaco. "Las vacaciones pueden ser un momento perfecto para dejarlo. Todas estas medidas hay que extremarlas si se lleva ortodoncia, que exige un cuidado mucho más especial, siguiendo siempre los consejos del odontólogo", concluyen.