Publicado 23/04/2021 18:58CET

Una buena salud dental puede ayudar a prevenir infecciones cardíacas provocadas por bacterias de la boca

Mordiendo una manzana.
Mordiendo una manzana. - ISTOCK

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El mantenimiento de una buena salud bucodental es más importante que el uso de antibióticos en los procedimientos dentales de algunos pacientes cardíacos para prevenir una infección cardíaca causada por bacterias alrededor de los dientes, según una nueva declaración científica de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) publicada en la revista 'Circulation'.

La endocarditis infecciosa (EI), también llamada endocarditis bacteriana, es una infección cardíaca causada por bacterias que entran en el torrente sanguíneo y se instalan en el revestimiento del corazón, en una válvula cardíaca o en un vaso sanguíneo. Es poco frecuente, pero las personas con valvulopatías o cirugías valvulares previas, cardiopatías congénitas o endocarditis infecciosa recurrente tienen un mayor riesgo de complicaciones si desarrollan una EI.

La endocarditis infecciosa por estreptococos del grupo Viridans (EI VGS) está causada por bacterias que se acumulan en la placa de la superficie de los dientes y causan inflamación e hinchazón de las encías. Existe la preocupación de que ciertos procedimientos dentales puedan aumentar el riesgo de desarrollar EI por VGS en pacientes vulnerables.

El grupo de redacción de la declaración científica revisó los datos sobre la EI de la VGS desde las directrices de 2007 para determinar si las directrices habían sido aceptadas y seguidas, si los casos y la mortalidad debidos a la EI de la VGS habían aumentado o disminuido, y si era necesario ajustar las directrices.

El comité de redacción informa que su extensa revisión de la investigación relacionada encontró que hubo un buen conocimiento general de los cambios en las directrices de 2007, sin embargo, la adherencia a las directrices fue variable. Hubo una reducción general del 20 por ciento en la prescripción de antibióticos preventivos entre los pacientes de alto riesgo, una disminución del 64 por ciento entre los pacientes de riesgo moderado y una disminución del 52 por ciento en los pacientes de riesgo bajo o desconocido.

En una encuesta realizada a 5.500 dentistas de EE.UU., el 70 por ciento declaró haber recetado antibióticos preventivos a pacientes a pesar de que las directrices ya no lo recomiendan, y esto fue más frecuente en pacientes con prolapso de la válvula mitral y otras cinco afecciones cardíacas. Los dentistas informaron de que alrededor del 60 por ciento de las veces el régimen de antibióticos fue recomendado por el médico del paciente, y 1/3 de las veces fue según la preferencia del paciente.

El grupo de redacción apoya la recomendación de 2007 de que solo los grupos de pacientes de mayor riesgo reciban antibióticos antes de ciertos procedimientos dentales para ayudar a prevenir la EI VGS.

Contador