Una buena salud bucodental ayuda a reducir las complicaciones asociadas a la diabetes, según expertos

Dentista
CEDIDA POR GPS - Archivo
Publicado 14/11/2018 13:22:17CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Dentistas recuerda, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, la importancia que tiene la salud bucodental a la hora de prevenir y controlar esta enfermedad, ya que, "las personas con enfermedad periodontal tienen más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que tienen las encías sanas", según el presidente de la Organización Colegial, Óscar Castro Reino.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030. En España, se calcula que, actualmente, el 13.8 por ciento de los mayores de 18 años presentan diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5.3 millones de
afectados. Ante estos datos, Castro Reino, recalca la existencia de una relación "bidireccional" entre la salud oral y la diabetes.

Además, los enfermos de diabetes suelen tener enfermedad gingival severa, que afecta al control de la glucosa en la sangre. En ambas patologías, periodontitis y diabetes, los procesos inflamatorios están aumentados, por eso se producen alteraciones microvasculares que hacen que la presencia de una de las dos afecte y empeore el cuadro de la otra enfermedad.

CONSEJOS PARA DIABÉTICOS

Desde la Organización Colegial de Dentistas se recomienda a los pacientes con diabetes seguir algunos objetivos, como controlar la enfermedad para reducir el riesgo de padecer enfermedades bucodentales y mantener una buena salud bucodental para evitar las complicaciones asociadas a la diabetes.

Es necesario extremar la higiene oral, cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dentífrica fluorada, realizar una limpieza diaria entre los dientes usando un cepillo interdental o seda dental y acudir al dentista, al menos, dos veces al año y siempre que haya cualquier lesión o alteración en la boca.

Así mismo, es importante que las personas diabéticas lleven un estricto control de la
enfermedad, evitando que la periodontitis avance rápidamente y que se desarrollen otras patologías que, aunque son menos frecuentes, también pueden aparecer, como candidiasis oral, boca seca, agrandamiento de las glándulas salivales o alteraciones en la percepción del gusto.