Publicado 11/11/2020 08:06CET

Breve guía sobre los diferentes tipos de manchas en la piel y cómo podemos evitarlas

Mancha de la piel.
Mancha de la piel. - HENADZI PECHAN/ GETTY - Archivo

   MADRID, 11 Nov. (EDIZIONES) -

   Cuando hablamos en general de las manchas en la piel nos solemos referir a las que tienen color marrón. Pueden ser de nacimiento o surgir con la edad, o entre otras ser consecuencia de una sobreexposición al Sol, que podríamos perfectamente haber prevenido.

   "El color de la piel depende principalmente de la cantidad y de la distribución de la melanina, pero también de los vasos sanguíneos superficiales. Un aumento anómalo de melanina o de la vascularización en una zona concreta de la piel va a ocasionar la aparición de manchas marrones o rojas", indica en una entrevista con Infosalus el dermatólogo y jefe de la Unidad de Láser de la Clínica Dermatológica Internacional (Madrid) Ignacio Sánchez-Carpintero.

   Así, el doctor explica que las manchas que aparecen desde el nacimiento suelen estar determinadas genéticamente: "Las más frecuentes son unas manchas marrones planas conocidas como manchas café con leche y un tipo de lunar denominado nevus melanocítico congénito. Mientras la mancha café con leche está presente desde el nacimiento y persiste con los años, después habría lunares también en la piel desde que se nace, y otros que aparecen en las siguientes décadas de la vida, habitualmente en la segunda y tercera década".

   Además, señala que hay otras manchas que aparecen con los años y son por tanto adquiridas: "Las que se desarrollan en la cara de forma difusa distribuidas en las mejillas, piel del labio superior, y frente, suelen corresponderse con la entidad conocida como melasma. La causa suele ser hormonal y por eso se ven durante el embarazo, o con la toma de algunos fármacos como los anticonceptivos".

   Otras manchas que aparecen en un porcentaje muy alto de la población son los lentigos solares, según apunta el dermatólogo: "Como su propio nombre indica son consecuencia de la exposición al Sol. Se aprecian en zonas más expuestas al Sol, como la cara, tórax y dorso de las manos, apreciándose con más frecuencia en personas que han tomado mucho Sol y que tienen una piel más blanca. Se ven por tanto con más frecuencia en personas mayores, ya que han tenido una exposición a la radiación ultravioleta acumulada mayor".

   También van apareciendo a lo largo de la vida un número variable de lunares (nevus melanocíticos adquiridos), algunos de los cuales son planos y otros con el tiempo van adquiriendo cierto volumen, según puntualiza. "Se cree que están determinados genéticamente aunque no estén presentes desde el nacimiento", aprecia Sánchez-Carpintero.

   Finalmente, menciona otra mancha marrón muy frecuente, habitualmente con volumen, conocida médicamente con el término queratosis seborreica, de la que se desconoce por qué se forman. "Aparecen habitualmente por encima de los 40 años y prácticamente todo el mundo acaba desarrollando alguna", agrega.

   Ahora bien, ¿cuáles podemos prevenir? El jefe de la Unidad de Láser de la Clínica Dermatológica Internacional reconoce que, mientras que no podemos evitar que aparezcan lunares o manchas café con leche, sí podemos prevenir en gran medida los lentigos solares. "La mejor prevención es evitar la exposición solar directa mediante el empleo de ropa adecuada y cremas fotoprotectoras", asegura el especialista.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LAS MANCHAS DE LA PIEL?

   Sobre su tratamiento, el doctor subraya que las manchas deben evaluarse siempre por un dermatólogo antes de tratarlas, siendo fundamental tener el contar con un diagnóstico correcto, dado que "no toda mancha marrón plana es un lentigo, ni toda lesión marrón con volumen es una queratosis seborreica".

   Según advierte, a veces se ven tumores cutáneos malignos con pigmento, como los epiteliomas basocelulares, que pueden manifestarse de forma muy parecida a otras manchas benignas de la piel.

    "Los lunares son probablemente el campo más complejo de evaluación. Siempre se recomienda realizar revisiones periódicas de los mismos para detectar casos incipientes de melanoma, un tumor maligno que puede aparecer sin que exista una lesión previa, o bien a partir de un lunar que sufre un proceso de degeneración", agrega el dermatólogo Ignacio Sánchez-Carpintero.

   Entonces, simplificando mucho el tratamiento de los diferentes tipos de manchas el doctor de Clínica Dermatológica Internacional concluye que:

   .-Los lunares o nevus se vigilan o se extirpan con cirugía. No se tratan con láser. Una vez extirpados siempre deben analizarse al microscopio.

   .- Los lentigos solares se tratan con láseres específicos (como el láser Q-Switched de Alejandrita).

   .- Las queratosis seborreicas se tratan con nitrógeno líquido (crioterapia).

   .- El melasma se puede tratar con algunos tipos de láser asociándolo a cremas despigmentantes con compuestos como la hidroquinona, el ácido kójico y ácido retinoico (Clear melasma).

Contador

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno propone limitar a 6 personas las reuniones en Navidad y toque de queda a la 1.00 en Nochebuena y Nochevieja

  2. 2

    Los residentes y el personal sanitario de residencias serán los primeros vacunados contra COVID-19, a partir de enero

  3. 3

    Vacunación contra el coronavirus | Directo: La vacuna será gratuita y voluntaria y habrá tres etapas de vacunación

  4. 4

    Sanidad registra 12.228 nuevos casos de Covid-19, 4.584 en las últimas 24 horas, y 537 muertes

  5. 5

    El segundo análisis de la vacuna rusa contra el COVID-19 muestra una eficacia superior al 95%