Antiage, 10 claves para no equivocarte

Actualizado 03/12/2016 8:37:53 CET
GETTY

   MADRID, 3 Dic. (EDIZIONES) -

   La lucha contra el envejecimiento de la piel se ha convertido en una necesidad para muchos hombres y mujeres. La perdida de elasticidad, densidad y volumen, unida a la aparición de las arrugas es un proceso normal de la edad, sin embargo no nos rendimos, nos enfrentamos al paso de la edad con el objetivo de retrasarlo.

   Los tratamientos antiage o antienvejecimiento están de moda. Suplementos, cremas, tratamientos, dietas, alimentos... todos capaces de revertir el paso de los años en tu piel. O eso es lo que se afirma. Lo cierto es que se pueden minimización de los efectos del envejecimiento pero no es tan fácil, normalmente implica un cambio subsiguiente, de ámbitos del estilo de vida y el cuidado.

   Ante las dudas que generan el sinfín de herramientas que hay a disposición de la población, desde Infosalus.com hemos preguntado al doctor José Contreras, el director Médico de Clínica BB&S Total Beauty master en medicina Antiage, quien nos ha descubierto10 cuestiones sobre los antiahe que desconocimos y que pueden ayudarte a decidir el mejor tratamiento.

TRATAMIENTOS ANTIAGE

   1. Cremas para rejuvenecer la piel.

   Lamentablemente, aunque esta es la primera solución que buscamos, el doctor destaca que hasta el mas potente, caro y vanguardista de los cosméticos, cremas o serum, solo sirve para completar o nutrir la piel. La piel representa la barrera que nos defiende de las agresiones externas. Por ello, muchos de los cosméticos se quedan en la barrera del estrato córneo, que es la frontera de protección.

   El experto lamenta que los cosméticos, a diferencia de los fármacos, no estén obligados a demostrar su seguridad o eficacia antes de su comercialización. Por tanto, la población no siempre tiene en su mano la posibilidad de conocer su eficacia real. No es muy creíble que con sólo un producto cosmético se consiga un efecto de recuperación de la piel.

   2. El rayo de plasma.

   A través del plasma, se produce un arco eléctrico, similar a un rayo, y sus aplicaciones en medicina estética están siendo innovadoras. Particularmente en tratamientos antiage, obtenemos resultados muy satisfactorios evitando el quirófano.

   3. El botox solo para inhibir.

   En la toxina botulínica debemos buscar inhibir la contracción pero no paralizar los músculos a tratar, un botox mal puesto puede dar ese efecto de paralizacion. Principalmente se usa en frente, entrecejo, y patas de gallo. Hay que dejar mínimo 6 meses entre un tratamiento y otro, el exceso puede ser negativo.

4. Ácido hialurónico.

   El experto recuerda que su función es rellenar exclusivamente. Dependiendo de su reticulación, puede producir proyección de los tejidos. Lo bueno es que se puede usar en todo el rostro.

   5. Técnica del Blanching.

    Este es un tratamiento ideal para el verano, además no es un tratamiento que provoca un cambio extremo. Disimular de manera leve las arrugas de ojos y del labio superior. "Es una técnica muy delicada pues hablamos de arruguitas finitas que, además, solo se pueden eliminar con esta técnica".

   6. Tratamiento con plasma rico en plaquetas.

   El plasma rico en plaquetas (PRP) es uno de los mejores tratamiento para la cara. Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que, en contacto con las células de nuestros tejidos faciales, las estimulan produciendo colágeno y elastina. Se inyectan con mesoterapia en la dermis, en la cara, cuello, escotes, y manos.

   7. Hilos tensores de polidioxanona.

   El experto desataca que se trata de un antiage que evita la flacidez facial por su efecto de tirar hacia el lado contrario de la caída. "Los mal llamados hilos mágico producen un efecto de vector ascendente para levantar de nuevo la zona, para reforzar su efecto la mejor combinaciones es con tratamientos de mesoterapia y aminoácidos", explica.

A TENER EN CUENTA

   1. No sólo la cara delata la edad.

   A la hora de tener en cuenta el envejecimiento cutáneo, hay que pensar también en tratar el cuello, el escote y las manos ya que esas zonas delatan la edad de la piel.

   2. Frutas y verduras: fuentes antioxidantes.

   Envejecemos porque nos oxidamos. El color de frutas y verduras nos orienta en su riqueza de antioxidantes. Un color fuerte nos indica un gran aporte de vitaminas A, C y E, flavonoides, licopenos; además, la vitamina A y C regulan la pigmentación, y fomentan la regeneración, cutánea.

3. El antiage de los 40 empieza a los 35.

   "El primer signo de envejecimiento son las arruguitas finas, signo de que nuestra piel pierde hidratación. Un combinado de dieta, tratamientos vitamínicos, minerales y ácido hialurónico antes de que sea demasiado tarde, son la base fundamental de cualquier tratamiento antiage", afirma el experto, quien recuerda que el mayor peligro para la piel es el sol.