AMEPO destaca el impacto emocional de la dermopigmentación de areola y pezón en mujeres mastectomizadas

Mujer cáncer de mama
CLÍNICA MARGEN
Publicado 16/10/2018 13:35:25CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Micropigmentación Estética, Paramédica y Oncológica (AMEPO) quiere poner de manifiesto el impacto de la dermopigmentación a nivel emocional después de una mastectomía con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama que se celebra el 19 de octubre; según han informado desde la organización: "la dermopigmentación facilita la recuperación de la autoestima tras un proceso oncológico", sin embargo, en la actualidad, una minoría de pacientes mastectomizadas por un cáncer de mama es reconstruida de forma global, con areola y pezón incluidos.

Se estima que la mastectomía (resección completa de la mama) se lleva a cabo en 16.000 de estas pacientes, y en un 28 por ciento de los casos se reconstruye la mama, pero no la areola ni el pezón. Por ello, la AMEPO ha destacado la importancia de que los cirujanos informen a sus pacientes de esta posibilidad tras la reconstrucción mamaria, a su vez, se "celebra que se están dando pasos firmes para que la dermopigmentación de la areola y pezón se implemente en la Cartera de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS)", han señalado miembros de la asociación, tal y como está contemplado en una proposición no de ley aprobada en abril de este año, y en el proyecto de orden de modificación del Real Decreto 1030/2006, de 15 de septiembre.

La dermopigmentación oncológica es aún una técnica poco conocida consistente en introducir un pigmento de un color determinado justo debajo de la primera capa de la piel (epidermis), así se crean areolas casi idénticas a las de las mamas sanas, reproduciendo incluso la apariencia rugosa de esa área. Se trata de una técnica indolora y que, a diferencia del tatuaje, es semipermanente.

Sin embargo, existe una carencia de profesionales formados en esta técnica por lo que se ha establecido un plazo máximo de cinco años para que su implantación pueda ser efectiva "es fundamental que esta técnica la realicen profesionales homologados para ello, ya que se trata de dermopigmentar tejido cutáneo no sano, que ha sido sometido a cirugía muy invasiva", puntualiza la presidenta de AMEPO, María Dolores Pérez.