Los alineadores transparentes, opción estética también para las ortodoncias en adolescentes

Dientes, bruxismo
PIXABAY
Publicado 24/01/2018 13:56:11CET

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Hace algunos años, lo común era que los jóvenes llevaran ortodoncias basadas en aparatos metálicos, pero desde hace unos años son cada vez más los que optan por brackets estéticos, a lo que ahora se suma la posibilidad de hacerlo con alineadores transparentes.

Estos cuentan con las mismas ventajas de la versión para adultos, pero incorporan características adicionales especialmente ideadas para ellos.

"Aunque los alineadores transparentes eran hasta ahora casi exclusivamente para adultos, ahora existe la versión para adolescentes o 'teen' de los populares alineadores transparentes que ofrece muy buenos resultados en casos sencillos" ha explicado la experta en ortodoncia invisible, Beatriz Iglesias Sánchez.

Estas férulas se cambian cada dos semanas, según progresa el tratamiento y son removibles. Es decir, que son de 'quita y pon', por lo que el paciente tiene que llevarlos puestos todo el día y toda la noche, solo retirándolas para comer.

VENTAJAS E INNOVACIÓN

Una de las diferencias con los alineadores de adultos es que incorporan unos indicadores, los 'compliance indicators', que permiten controlar el tiempo real de uso, para que los padres y el ortodoncista verifiquen que el adolescente se ha puesto los alineadores las 22 horas al día necesarias para que el tratamiento sea efectivo.

"Al ser un sistema de ortodoncia removible que el paciente se puede quitar en cualquier momento, es esencial ser muy disciplinado. Éste es uno de los motivos por los que los padres preferían que sus hijos llevasen ortodoncias fijas, y descartaban los alineadores transparentes hasta que se creó la versión Teen que incorpora este mecanismo de control para asegurarse de que los lleva puestos", ha destacado la experta.

Otra de sus ventajas es que reducen el tiempo de tratamiento en los casos en los que sea necesaria una fase funcional. "En los niños de 11 a 13 años normalmente es necesario hacer una fase funcional. En esas edades se puede modificar el crecimiento de los huesos para que el tratamiento ortodóncico sea más simple, por eso ése es el momento vital idóneo para hacer una ortodoncia y luego una fase de brackets".

Por otra parte, estos alineadores no molestan, por la ausencia de arcos y brackets, por lo que el periodo de adaptación es más corto y es raro que se produzcan urgencias. Al igual que en el caso de los adultos, tienen también la ventaja estética, ya que son muy discretos y solo se perciben a corta distancia.