Publicado 25/03/2021 19:01CET

Las vacunas contra la COVID-19 podrían no producir anticuerpos suficientes en trasplantados

Una mujer tras recibir una dosis de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en Sevilla (Andalucía, España), a 24 de marzo de 2021.
Una mujer tras recibir una dosis de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en Sevilla (Andalucía, España), a 24 de marzo de 2021. - María José López - Europa Press

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de Johns Hopkins Medicine (Estados Unidos) han realizando uno de los primeros análisis sobre cómo responden las personas que han recibido un trasplante y están inmunodeprimidas a su primera dosis de una de las dos vacunas de ARNm contra la COVID-19. Sus conclusiones, publicadas en la revista científica 'Journal of the American Medical Association', muestran que solo el 17 por ciento produjo anticuerpos detectables contra el virus del SARS-CoV-2.

"Esto contrasta fuertemente con las personas con sistemas inmunitarios sanos que se vacunan, casi todas las cuales montan una defensa de anticuerpos suficiente contra la COVID-19", explica el autor principal del estudio, el doctor Brian Boyarsky.

El estudio evaluó la respuesta inmunógena de la vacuna en 436 receptores de trasplantes, ninguno de los cuales tenía un diagnóstico previo de COVID-19 ni había dado positivo en las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. La edad media era de 55,9 años y el 61 por ciento eran mujeres. Al 52 por ciento se le administró una sola dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech y el 48 por ciento recibió una inyección de la vacuna Moderna. La mediana del tiempo transcurrido desde el trasplante para los participantes fue de 6,2 años.

En una mediana de 20 días después de la primera dosis de la vacuna, los investigadores informan de que sólo 76 de los 436 participantes (17 por ciento) tenían anticuerpos detectables contra el virus del SARS-CoV-2. Los investigadores también descubrieron que, entre los 76 receptores de trasplantes, los más propensos a desarrollar una respuesta de anticuerpos eran los menores de 60 años que no tomaban antimetabolitos para la inmunosupresión y que recibieron la vacuna Moderna.

"Dadas estas observaciones, creemos que se debería advertir a las personas inmunodeprimidas de que todavía pueden ser susceptibles de contraer COVID-19 después de la vacunación", explica otro de los responsables de la investiagción, el doctor Dorry Segev, y director del Grupo de Investigación Epidemiológica en Trasplantes de Órganos de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Contador

Para leer más