Publicado 22/05/2020 17:04:35 +02:00CET

OMS, UNICEF y Gavi avisan del riesgo de muchos niños de padecer difteria, sarampión y poliomielitis

Vacuna sarampión
Vacuna sarampión - MSF

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud, UNICEF y la Alianza de Vacunas (Gavi) han avisado, con motivo de la celebración, el próximo 4 de junio, de la Cumbre Mundial de Vacunas, de que la paralización de los programas de inmunización como consecuencia del coronavirus, está aumentando el riesgo de que muchos niños padezcan difteria, sarampión y poliomielitis.

Y es que, según los datos recopilados por las organizaciones, la prestación de servicios de inmunización de rutina se ve ha visto obstaculizada sustancialmente en al menos 68 países y es probable que afecte a aproximadamente 80 millones de niños menores de un año que viven..

"Desde marzo de 2020, los servicios de inmunización infantil de rutina se han interrumpido a escala mundial, lo que puede no tener precedentes desde el inicio de los programas ampliados de inmunización (EPI) en la década de 1970. Más de la mitad (53%) de los 129 países donde había datos disponibles informaron interrupciones de moderadas a graves o una suspensión total de los servicios de vacunación durante marzo-abril de 2020", han dicho las organizaciones.

En este sentido, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha recordado que la inmunización es una de las herramientas de prevención de enfermedades "más poderosas y fundamentales" en la historia de la salud pública, por lo que ha insistido en que la interrupción de los programas de inmunización por la pandemia de COVID-19 amenaza con "desenrollar décadas de progreso" contra las enfermedades prevenibles por vacunación como, por ejemplo, el sarampión.

Las razones de que se hayan interrumpido los servicios de vacunación son varias. Por ejemplo, algunos padres son reacios a salir de casa debido a las restricciones de movimiento, la falta de información o porque temen infectarse. Además, muchos trabajadores de salud no están disponibles debido a restricciones en los viajes, o la redistribución a las tareas de respuesta de Covid-19, así como por la falta de equipos de protección.

"Debido al Covid-19, este inmenso progreso está ahora bajo amenaza, poniendo en riesgo el resurgimiento de enfermedades como el sarampión y la poliomielitis. El mantenimiento de los programas de inmunización no solo evitará más brotes, sino que también garantizará que tengamos la infraestructura que necesitamos para implementar una eventual vacuna Covid-19 a escala mundial", ha aseverado el CEO de Gavi, Seth Berkley.

Asimismo, los retrasos en el transporte de las vacunas están exacerbando la situación. De hecho, UNICEF ha informado de un retraso considerable en las entregas planificadas de vacunas debido a las medidas de cierre y a la consiguiente disminución de los vuelos comerciales y la disponibilidad limitada de vuelos chárter.

Para ayudar a mitigar esto, UNICEF ha hecho un llamamiento a los gobiernos, al sector privado, a la industria de las aerolíneas, entre otros, para liberar espacio de carga a un coste asequible para estas vacunas que salvan vidas.

"No podemos permitir que nuestra lucha contra una enfermedad se produzca a expensas del progreso a largo plazo en nuestra lucha contra otras enfermedades. Tenemos vacunas efectivas contra el sarampión, la polio y el cólera. Si bien las circunstancias pueden requerir que pausemos temporalmente algunos esfuerzos de inmunización, estas vacunas deben reiniciarse lo antes posible, o corremos el riesgo de cambiar un brote mortal por otro", ha alertado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Para leer más