Publicado 26/11/2020 16:25CET

La OMS estima que la vacunación contra COVID-19 de los grupos prioritarios en África costará 4.790 millones de euros

12 October 2020, Kenya, Nairobi: Students maintain social distance at Jamhuri Secondary school on the first day in school after the Kenyan government reopened schools having been closed since March due to the coronavirus (Covid-19) pandemic.
12 October 2020, Kenya, Nairobi: Students maintain social distance at Jamhuri Secondary school on the first day in school after the Kenyan government reopened schools having been closed since March due to the coronavirus (Covid-19) pandemic. - Boniface Muthoni/SOPA Images via / DPA - Archivo

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que el coste de la aplicación de la vacuna COVID-19 en el continente africano a las poblaciones prioritarias será de unos 5.700 millones de dólares (4.790 millones de euros). Esta cifra se basa en las estimaciones sobre el precio medio de las vacunas, que es de 10,55 dólares por dosis (8,86 euros), y que la vacuna se necesitará un régimen de dos dosis.

Esta cifra no incluye un coste adicional del 15 al 20 por ciento por los materiales de inyección y la entrega de las vacunas, que requieren trabajadores sanitarios capacitados, la cadena de suministro y la logística y la movilización de la comunidad. En base a este contexto, la OMS ha advertido de que África está "lejos de estar preparada" para lo que será la mayor campaña de inmunización de la historia del continente.

La OMS, junto con la Alianza para la Vacunación Gavi, la Coalición para la Innovación en la Preparación ante Epidemias y otros socios, está trabajando para garantizar el acceso equitativo a las vacunas en África a través de COVAX, el pilar de vacunas del Acelerador de Herramientas COVID-19 de la OMS. Cuando las vacunas sean autorizadas y aprobadas, COVAX trabajará para asegurar dosis suficientes para proporcionar protección a un 20 por ciento inicial de la población africana.

Los 47 países de la Región de África de la OMS han recibido una hoja de ruta para que los países planifiquen la introducción de la vacuna a través de diez esferas clave: planificación y coordinación, recursos y financiación, reglamentación de las vacunas, prestación de servicios, capacitación y supervisión, seguimiento y evaluación, logística de las vacunas, seguridad y vigilancia de las vacunas y comunicaciones y participación de la comunidad.

Cuarenta países han actualizado esta herramienta y han proporcionado datos a la OMS. Un análisis concluye que, sobre la base de los autoinformes de los países, la región de África tiene una puntuación media del 33 por ciento de preparación para el despliegue de la vacuna COVID-19, que está muy por debajo del punto de referencia deseado del 80 por ciento.

"La mayor campaña de inmunización de la historia de África está a la vuelta de la esquina, y los gobiernos africanos deben aumentar urgentemente la preparación. La planificación y la preparación serán la clave de este esfuerzo sin precedentes, y necesitamos un liderazgo activo y el compromiso de los más altos niveles de gobierno con planes y sistemas de coordinación nacional sólidos y amplios", ha comentado el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, durante una conferencia de prensa virtual facilitada por el Grupo APO.

El análisis de la OMS de los datos sobre la preparación de los países revela que solo el 49 por ciento ha identificado las poblaciones prioritarias para la vacunación y cuenta con planes para llegar a ellas, y el 44 por ciento tiene estructuras de coordinación en funcionamiento. Solo el 24 por ciento tiene planes adecuados de recursos y financiación, el 17 por ciento tiene listos los instrumentos de reunión de datos y vigilancia y solo el 12 por ciento tiene planes para comunicarse con las comunidades a fin de fomentar la confianza e impulsar la demanda de inmunización.

"El desarrollo de una vacuna segura y eficaz es solo el primer paso para un despliegue exitoso. Si las comunidades no están a bordo y convencidas de que una vacuna protegerá su salud, avanzaremos poco. Es fundamental que los países se acerquen a las comunidades y escuchen sus preocupaciones y les den voz en el proceso", ha apostillado Moeti.

Para leer más