Publicado 06/07/2020 17:46:46 +02:00CET

MSF señala de "paso importante" la bajada del precio de la bedaquilina para la tuberculosis

MSF lanza una campaña mundial para pedir a Johnson&Johnson que reduzca el precio de un fármaco contra la tuberculosis
MSF lanza una campaña mundial para pedir a Johnson&Johnson que reduzca el precio de un fármaco contra la tuberculosis - MSF - Archivo

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido este lunes a los gobiernos que amplíen los tratamientos con bedaquilina para la tuberculosis tras la bajada del precio del medicamento por parte de Johnson & Johnson, una decisión que señala es "un paso importante" que debería permitir a más pacientes con tuberculosis resistente a los medicamentos (TB-DR) acceder a este fármaco vital.


"Con un precio reducido, los gobiernos deben ampliar urgentemente el uso de bedaquilina como parte central de los regímenes de TB-DR totalmente orales. No perdamos un minuto para poner fin al sufrimiento de las personas con TB-DR", señala la doctora Pilar Ustero, asesora de TB en la Campaña de Acceso de MSF.

Sin embargo, desde MSF consideran que el precio aún debería bajar más y extenderse a más países. La corporación farmacéutica ha anunciado un precio reducido de 1,5 dólares (1,3 euros) por día para la bedaquilina. Este fármaco oral está recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por esencial en el tratamiento de la TB-DR, ya que reemplaza a otros más viejos y tóxicos que deben inyectarse diariamente y pueden causar efectos secundarios graves, como sordera.

MSF lanzó una campaña mundial junto a pacientes con TB y organizaciones de la sociedad civil en la que instaban a J&J a reducir en más de la mitad el precio del medicamento en países con ingresos bajos y medios hasta llegar a un dólar (0,9 euros) al día. 120.707 personas se sumaron a esta campaña y suscribieron la demanda para que J&J bajara el precio.

"No es solo que los medicamentos más antiguos que deben inyectarse son dolorosos y pueden causar efectos secundarios graves, sino también que requieren que las personas tengan que desplazarse a los centros de salud todos los días, aumentado el riesgo de infección por COVID-19", señala Ustero.

"En medio de la pandemia de COVID-19, el acceso a un tratamiento asequible con bedaquilina es una necesidad vital para las personas con TB-DR. No es solo que los medicamentos más antiguos que deben inyectarse son dolorosos y pueden causar efectos secundarios graves, sino también que requieren que las personas tengan que desplazarse a los centros de salud todos los días, aumentado el riesgo de infección por COVID-19", añade.

El nuevo precio reducido es un 32% más bajo que el precio más bajo anterior disponible para una lista de países determinada por J&J, y vinculada a los compromisos de compra hechos a través del Servicio Mundial de Fármacos (GDF, por sus siglas en inglés) un mecanismo de adquisición dirigido por la Alianza Stop TB que suministra medicamentos para la tuberculosis a países con ingresos bajos y medios.

Sin embargo, destacan los países que no compran al GDF no son elegibles para el precio más bajo y continúan haciendo frente a montos más altos cobrados por J&J o por su socio comercial ruso Pharmstandard para algunos países de la Comunidad de Estados Independientes. Por ejemplo, la Federación de Rusia paga más de ocho dólares (siete euros) por día por la bedaquilina, un coste significativamente más alto que el ahora disponible para los países elegibles para el precio reducido de 1,5 dólares (1,3 euros) por día.